Opinión



Calé y Doscopio, el espíritu de Klimt llega a SIMOF de lamano de Carmen Latorre

A lo largo de sus más de 35 años de trayectoria profesional, los trajes de Carmen Latorre han vestido a modelos y artistas como Eva González, María José Santiago, Las Soles, Marisa Jara o María José Suárez.

La pasarela de SIMOF 2020 contará con la presencia de una de las diseñadoras más habituales en la gran cita de la moda flamenca: Carmen Latorre. El próximo domingo 2 de febrero, a las 19.30 horas, tendrá lugar el desfile donde se presentará su colección Calé y Doscopio. Esta nueva apuesta es un homenaje a Gustav Klimt y sus cuadros, pues veremos unos trajes con tonos y patrones que recordarán a las obras del reconocido pintor.

La inspiración se basa en un concepto donde la anatomía se vuelve ornamento y el ornamento, anatomía. Una poderosa relación que da vida al caleidoscopio donde fondo y figura se funden en el color. Este proceso resulta revolucionario si lo trasladamos a los vestidos de flamenca, como ha llevado a cabo Carmen Latorre.

El vanguardismo se apodera de esta colección donde los volantes se confundirán con el resto del cuerpo, cuya forma está marcada por los distintos cortes anatómicos para realzar a la mujer flamenca. El patronaje de Calé y Doscopio está muy estudiado, a lo que hay que añadirle volúmenes muy abiertos y en forma de A.

Las espirales de distintas texturas son otros de los puntos más destacados de la colección, con tejidos muy ligeros donde predominan las sedas estampadas y reversibles, con la novedad del innovador biolastán y derivados. Las telas forman un puzzle de lunares y estampados que recuerdan a las pinturas más famosas de Klimt.

Algo que también ocurre con los colores, usando los más característicos en la obra del artista, donde predominan una serie de tonos que van evolucionando. Por ejemplo, podemos ver azules tinta que se vuelven marinos o dorados que llegan hasta un amarillo más claro. El rosa acuarelado o pinceladas de rojos y negros también tienen su protagonismo en algún que otro traje.

Para los complementos, la colección cuenta con la colaboración de la firma Chocolate Complementos.

Calé y Doscopio plantea innovar en la nueva edición de SIMOF, pero sin perder la esencia clásica del vestido de flamenca. Esta máxima siempre ha sido habitual durante los 14 años que Carmen Latorre ha desfilado, combinando experiencia y diseño. En su tienda-taller de Mairena del Alcor, madre e hija trabajan de manera muy artesanal, pero siguiendo un patronaje y confección muy perfeccionado.

A lo largo de sus más de 35 años de trayectoria profesional, los trajes de Carmen Latorre han vestido a modelos y artistas como Eva González, María José Santiago, Las Soles, Marisa Jara o María José Suárez.

«Si alguien quiere saber de mí, puede contemplar mis obras con atención e intentar reconocer en ellas, lo que soy y lo que quiero.»

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*