Opinión



Educación aumenta la inversión en sustituciones de docentes en 30 millones entre 2019 y 2020

El consejero Javier Imbroda explica en el Parlamento el funcionamiento del Sistema de Provisión de Interinidades de Andalucía

El consejero Javier Imbroda, durante su comparecencia ante la comisión parlamentaria
El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha destacado que se ha aumentado la inversión en sustituciones de docentes en el sistema público andaluz en 30 millones de euros entre los ejercicios presupuestarios de 2019 y 2020, con el objetivo de “agilizar el sistema al máximo para acortar los plazos para cubrir las vacantes y sustituciones en los colegios e institutos”. Javier Imbroda ha comparecido, a solicitud de la Diputación Permanente del Parlamento, para explicar el proceso de sustituciones durante el mes de diciembre del pasado año.
Disminuir fuenteEl consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha destacado que se ha aumentado la inversión en sustituciones de docentes en el sistema público andaluz en 30 millones de euros entre los ejercicios presupuestarios de 2019 y 2020, con el objetivo de “agilizar el sistema al máximo para acortar los plazos para cubrir las vacantes y sustituciones en los colegios e institutos”. Javier Imbroda ha comparecido, a solicitud de la Diputación Permanente del Parlamento, para explicar el proceso de sustituciones durante el mes de diciembre del pasado año.

Durante su intervención, el consejero ha asegurado que esta comparecencia “no tiene absolutamente nada de urgente” porque los plazos han sido similares a los de años anteriores y ha añadido que “la única novedad ha sido utilizar, por primera vez en diciembre, el sistema de gestión SIPRI (Sistema de Provisión de Interinidades de Andalucía)”.

Javier Imbroda ha recordado que el SIPRI, aunque estaba diseñado por el anterior Gobierno, se implantó a los pocos días de tomar posesión en su cargo y que venía a sustituir un sistema de llamamientos telefónicos provincializados por otro informatizado que aportaba ventajas, como la transparencia y la garantía para los docentes interinos así como una mayor agilidad para cubrir plazas de carácter voluntario. La primera convocatoria con el nuevo procedimiento se realizó el pasado 28 de enero.

Además, el consejero ha explicado que el sistema contaba con “ciertas ineficiencias” porque el Gobierno anterior había previsto un solo llamamiento a la semana, lo que retrasaba la cobertura de bajas hasta en 15 días en algunos casos.

Ante esta situación, el nuevo equipo de Gobierno impulsó un trabajo coordinado y simultáneo de 10 equipos humanos: equipos de las ocho Delegaciones Territoriales, de los servicios Centrales y del servicio de Informática para implantar el segundo llamamiento, que se puso en marcha el pasado 5 de marzo de 2019. En este sentido, el consejero ha puesto en valor el trabajo que se está realizando para mejorar la eficiencia de este sistema.

De esta manera, además de las ventajas de transparencia y garantías para los docentes interinos, se ha mejorado la eficiencia del sistema en el doble, reduciendo a menos de la mitad el tiempo que se tarda en cubrir sustituciones o vacantes sobrevenidas.

En cuanto al procedimiento realizado en el mes de diciembre, Imbroda ha explicado que se tuvo en cuenta el calendario escolar y, por tanto se decidió hacer una única convocatoria el miércoles 4 de diciembre para recoger al máximo las necesidades de personal. De esta manera, la toma de posesión de los interinos con plaza adjudicada tendría lugar el 10 de diciembre, ocho días antes del final del trimestre, algo que ha sido similar a lo ocurrido en años anteriores en ese mismo mes. En esta convocatoria participaron un total de 8.333 docentes interinos.

Además, el consejero ha afirmado que si se hubiera realizado una convocatoria de SIPRI los días 10 o 12 de diciembre habría tenido como consecuencia que los seleccionados se hubieran incorporado en sus centros en la última semana lectiva del trimestre o incluso tan sólo dos días antes del fin del mismo. En este sentido, Javier Imbroda ha aseverado que “mi obligación es garantizar la cobertura de las plazas que queden vacantes o necesiten sustitución pero mi deber también es gestionar con eficiencia y eficacia los recursos públicos”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*