Opinión



Advierten de la “desprotección” y el “riesgo de contagio” de la Policía Local frente al Covid-19

CSIF denuncia que en las jefaturas de la provincia no se ha adoptado ningún protocolo de seguridad específico

Agentes de la Policía Local en Cartaya

“Caos, desinformación y preocupación”. Así define el sindicato CSIF la situación que se está viviendo estos días en las jefaturas de la Policía Local de la provincia de Huelva ante el estado de alarma decretado por la crisis del Covid-19. Los agentes tienen que velar por el cumplimiento de las directrices que recoge este régimen excepcional que rige en todo el país desde el lunes, especialmente en lo relativo a las restricciones en la circulación de personas o el cierre de establecimientos.

Todo ello -denuncia CSIF- sin que en las jefaturas “se haya adoptado ningún protocolo específico ni se haya dotado a los agentes de los recursos básicos de prevención, como guantes o mascarillas”. La central sindical ha lamentado cómo la Policía Local tiene que estar a pie de calle, “asegurando que se cumple las medidas contempladas en el estado de alarma, sin estar debidamente protegidos frente al coronavirus”.

Según ha podido saber el sindicato, sólo en algunas jefaturas se ha puesto a disposición de los agentes algunos suministros de mascarillas que, además, “no son las homologadas FFP2”. Los geles hidroalcohólicos “están contados, se han dispuesto únicamente en algunas jefaturas y sólo en puntos concretos de las instalaciones”. En cuanto los guantes de nitrilo, “son los propios agentes los que están acudiendo a los centros de salud para solicitar que se les facilite algún material”. Estos medios, recuerda el sindicato, “son los básicos para cualquier trabajador, más aún si están en la calle, en contacto permanente con personas y tienen que actuar para asegurar el cumplimiento del estado de alarma”.

La central sindical también ha podido constatar que “en ninguna jefatura se dispone de monos de riesgo biológico ni se ha reforzado la limpieza y desinfección en los centros de trabajo ni en los vehículos para patrullar” y añade que “los pocos recursos de los que disponen son, en la mayoría, donaciones de particulares, empresas o pequeños comercios que están llevando a las jefaturas, de forma voluntaria, guantes, mascarillas y gel para el uso de los agentes”. Sólo las jefaturas de Cartaya y Riotinto están bien dotadas, apunta CSIF, mientras que asegura que en el resto “faltan materiales y recursos”.

Ante esta situación, que el sindicato califica de “arriesgada y peligrosa” tanto para la Policía Local como para la ciudadanía, pide que “se implemente y se ejecute de manera inmediata los protocolos de actuación y las medidas preventivas” ante la emergencia del coronavirus. “Las administraciones tienen que articular, desde ya, el suministro de los recursos para la protección básica individual de los agentes que están en continua exposición, asumiendo el riesgo de contagio y de propagación del Covid-19 en nuestra provincia”, ha manifestado.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*