Opinión



Burgos destaca la elección de Cartaya para el Centro Andaluz de Control y Calidad Pesqueros

Asegura que reúne todos los requisitos en una ubicación "estratégica" de la pesca andaluza

Cartaya acogerá el nuevo Centro Andaluz de Control y Calidad de recursos pesqueros

El delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Álvaro Burgos, ha destacado la “idoneidad” de la elección de las instalaciones que ocupa actualmente el Laboratorio de Producción y Sanidad Vegetal de Cartaya para albergar el nuevo Centro Andaluz de Control y Calidad de Recursos Pesqueros.

“La actual configuración de los servicios de inspección pesquera necesita una reforma que proporcione una mayor eficiencia y Cartaya reúne todos los requisitos para pilotar este control en la Comunidad Autónoma, como con buen criterio ha determinado el Gobierno Andaluz a través de la consejera, Carmen Crespo, y la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía (Agapa)”, ha declarado Burgos sobre un proyecto que ya avanza con la tramitación de los puestos de trabajo y las obras de adaptación de los edificios.

La iniciativa de la Junta de Andalucía centraliza la gestión “en un enclave estratégico de la pesca andaluza y en una zona, la del litoral occidental onubense, que es uno de los principales productores”, en palabras del delegado territorial de Pesca. Burgos ha avanzado, además, que “el nuevo centro regional abarcará la actual inspección pesquera, el control de la calidad de las zonas de producción marisquera y el laboratorio de control de la calidad de los recursos pesqueros”.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha informado de que el Centro Andaluz de Control y Calidad de Recursos Pesqueros prestará un servicio integral de manejo constante de datos y de comunicaciones durante las 24 horas y de información a tiempo real del sistema de localización de embarcaciones para los inspectores y técnicos. Aunará la información vía satélite de la flota y el uso de otros dispositivos remotos de control, así como un adecuado seguimiento de la trazabilidad de los productos de la pesca desde la perspectiva de la inspección y el control de calidad de los recursos pesqueros como de información al consumidor.

El proyecto incluye una de las unidades de seguimiento de vehículos aéreos no tripulados para la simplificación de las actuaciones sobre el terreno con un presupuesto de 2 millones de euros financiados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). La principal innovación será el uso de drones, que se erigen como herramientas con un gran potencial en la monitorización de superficies, permitiendo obtener datos con una alta resolución espacial.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*