Opinión



UPA propone ayudar a los ganaderos de caprino a reducir su producción láctea nacional un 10%

La medida debe servir para evitar caídas de precios en leche de cabra y de oveja, debido al descenso del consumo. "Hay que ajustar la producción a la demanda", señala UPA

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha propuesto hoy que España reduzca un 10% su producción de leche de cabra. UPA cree que es una medida “imprescindible” para evitar caídas de los precios que ahondarían la crisis que arrastra este sector lácteo.

UPA ha planteado que las Administraciones aporten una ayuda a los ganaderos para abordar esta reducción de producción y que no haya una saturación de producto en el mercado.

La organización de ganaderos atribuye esta situación en el mercado a la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 y al cierre de muchos canales de venta como mercadillos, pequeñas tiendas o el cese de la actividad de la restauración.

Medida excepcional para unos meses

La reducción de producción sería una medida excepcional que consistiría en reducir la producción de forma temporal un 10% en unas fechas claves como los meses venideros. UPA considera esta opción como la más válida para suavizar la producción de leche. La medida sería aplicable a los sectores caprino y ovino. De este modo, el ganadero podría cubrir los costes alimenticios y el resto de costes directos que tiene que seguir asumiendo a pesar de ver reducidos drásticamente sus ingresos por la situación actual de excepcionalidad.

“El precio de retirada de esa reducción voluntaria del 10% debe pagarse a precios de mercado”, ha asegurado UPA. “Esta medida no debe aplicarse en caso de existir un contrato a precio justo para 2020 y que la industria lo esté respetando”.

Esta actuación que UPA demanda al Gobierno tiene precedentes en otros países como Francia, donde la interprofesional de productos lácteos ha incentivado con una dotación de millones de euros la opción de que los ganaderos puedan reducir, de forma voluntaria, su producción en comparación con el volumen de los mismos meses del año 2019. El objetivo de esta medida es destinar un fondo que garantice a los ganaderos unos precios para la supervivencia de sus explotaciones. Y tiene precedentes también en España en una crisis anterior en 2015 donde también se incentivaron este tipo de medidas.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*