Opinión



El Gobierno andaluz alivia los trámites para la reactivación de los chiringuitos cerrados por el Covid-19

Chiringuito en una playa de Punta Umbría
La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha informado al Consejo de Gobierno de las actuaciones que tiene previsto poner en marcha, en el ámbito de sus competencias en gestión del litoral, para contribuir a la reactivación económica de las actividades de servicios a usuarios de playas afectados por la pandemia de Covid-19. Entre otros negocios, este sector incluye a chiringuitos, restaurantes, kioscos y entidades dedicadas al alquiler de hamacas o a iniciativas náutico-recreativas en el litoral.

La declaración del estado de alarma en España para evitar la propagación del coronavirus ha impedido que estas empresas puedan desarrollar su actividad durante los primeros meses del año incluyendo la Semana Santa, uno de los momentos de mayor afluencia de turismo a las costas andaluzas. En cuanto a las expectativas sobre el resto de la temporada, existe un alto grado de incertidumbre sobre la afección que tendrá la desescalada en las empresas del litoral, teniendo en cuenta que, dadas las circunstancias actuales y el tiempo que podría transcurrir antes de recuperar el turismo internacional, no es probable que se produzca una recuperación rápida.

Ante esta complicada situación, la Consejería con competencias en materia de desarrollo sostenible ha decidido ampliar un año la vigencia de las concesiones de ocupación del dominio público marítimo terrestre de las empresas que prestan servicios a los ciudadanos en las playas de Andalucía. Esta extensión se aplicará a todos aquellos empresarios que soliciten este permiso en 2020 y que, al hacerse efectiva esta ampliación, no excedan el tiempo máximo de concesión establecido en el reglamento de aplicación.

Asimismo, la Junta permitirá en la presente temporada, de forma extraordinaria, el montaje de las instalaciones y el desarrollo de las actividades contempladas en planes de playas que se encuentren en tramitación por haber vencido en 2019. El objetivo de esta medida es que la suspensión de plazos administrativos impuesta por las limitaciones derivadas del estado de alarma no suponga una merma de la rentabilidad de las empresas que desarrollan su actividad en las playas.

Esta autorización extraordinaria posibilitará a los locales y entidades del litoral volver a la actividad cuando lo permitan las autoridades sanitarias, siempre que mantengan las mismas condiciones que tenían aprobadas con anterioridad (tipo de uso, superficie, ubicación, etc). En cuanto a su duración, la validez concluirá una vez que se resuelva el expediente de autorización en tramitación, momento en el que las empresas se acogerán a las condiciones contempladas en el nuevo título de ocupación.

Canon anual de chiringuitos

Por otro lado, dadas las importantes limitaciones impuestas al sector para el ejercicio de su actividad esta temporada, la Junta de Andalucía pedirá al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico la exención del pago del canon anual de ocupación del dominio público marítimo terrestre para 2020. En caso de no obtener la aprobación del Gobierno central a esta propuesta, la Consejería reclamará que, al menos, se lleve a cabo un prorrateo de las cantidades a asumir por los empresarios en función de las condiciones en las que puedan activar sus negocios en los próximos meses.

Según la estimación del Gobierno andaluz, la exención del canon podría suponer los 10 millones de euros de ahorro para los empresarios de chiringuitos de Andalucía. Este cálculo, elaborado a partir de los datos medios que tiene a su disposición la Junta, es en cualquier caso un importe aproximado, ya que se trata de una gestión que compete a la Administración General del Estado.

Diálogo y respuestas para el sector

El objetivo que persigue la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, que mantiene un diálogo fluido y constante con los representantes del sector de servicios a usuarios de playas, es responder con estas medidas a las necesidades que los propios empresarios han trasladado al Gobierno andaluz.

Representantes de la federación de empresarios de playas, conformada por asociaciones de ámbito nacional y autonómico, han mostrado al Ejecutivo regional su preocupación por el impacto económico que el Covid-19 está teniendo de forma directa sobre la actividad que desarrollan en las playas y han solicitado la puesta en marcha de actuaciones que les ayuden reactivar el sector y a paliar las consecuencias de la pandemia.

El sector de las empresas de alquiler de hamacas, por ejemplo, ha resultado especialmente perjudicado por la crisis sanitaria, un colectivo de más de mil autónomos en Andalucía.

Facilita las gestiones administrativas a las empresas que ofrecen servicios en las playas, afectadas por el estado de alarma

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*