Opinión



UPA Sevilla solicita a la CHG aumentar los volúmenes de riego para asegurar la cosecha de arroz

Reunión de UPA con alcalde de Isla Mayor

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Sevilla (UPA Sevilla), ha solicitado a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir que se aumenten las dotaciones de riego para el arroz en esta campaña, en la dirección de años anteriores, con el fin el fin de posibilitar la siembra del 100% de la superficie destinada al cultivo de arroz y garantizar la cosecha.

El pasado 5 de mayo, tuvo lugar el Pleno de la Comisión de Desembalse de la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir, en la que se acordó un desembalse de 1.060 hm3, con una reserva de 40 hm3, para el mes de octubre, lo que supone un 14,7% menos que la cantidad fijada en 2019.

A su vez, se fijó una dotación en cabecera de las grandes zonas regables, o en el punto de captación de las concesiones individuales, limitada a un máximo de 4.500 m3/ha para las zonas regables con dotaciones superiores a 5.500 m3/ha; para el resto de zonas regables, se introdujo la novedad de reducir las dotaciones de manera proporcional. Estas cantidades suponen un 16,7% menos que las asignadas para la temporada pasada.

En cuanto al arroz, para favorecer el riego de la zona arrocera se convino mantener el mismo sistema de suministro de los últimos años, consistente en que la zona arrocera de la Margen Izquierda del Guadalquivir, en lugar de realizar su toma en el río, lo hace directamente del Canal del Bajo Guadalquivir y otros cauces suministrados por agua regulada a través de conducciones directas, excepto el llenado de las tablas que se realiza desde río Guadalquivir. A tales efectos se planteó un suministro con un volumen máximo de 300 hm3, lo que supone 100 hm3 menos de lo habitualmente concedido en campañas anteriores.

Pues bien, desde UPA Sevilla consideran que la situación de estado de alarma en la que nos encontramos desde el pasado 14 de marzo, determinada por el Real Decreto 463/2020 para gestionar la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19, ha puesto de manifiesto la importancia de la agricultura y la ganadería como actividades esenciales para el abastecimiento de la población.

En concreto, en lo que se refiere a la producción de arroz, es un alimento de primera necesidad y de gran importancia en la provincia de Sevilla, representando el 40% de la producción nacional. Por ello, desde la organización agraria consideran que, en estas circunstancias excepcionales que vivimos, es fundamental asegurar la producción de arroz, especialmente para los mercados nacional y europeo. Sin ir más lejos, cabe destacar que, desde que estalló la crisis sanitaria, la cooperativa Arrozúa ha incrementado su ritmo de elaboración y envasado en casi un 300%, con el fin de poder responder a la demanda actual.

Por otro lado, desde que tuvo lugar el mencionado Pleno de la Comisión de Desembalse, se ha producido un aumento de las precipitaciones, lo que ha supuesto, hasta la fecha, una mayor acumulación de agua embalsada. Además, según las previsiones meteorológicas, se esperan más lluvias en los próximos días. También es necesario destacar que el sector ha realizado un esfuerzo importante, habiendo bajado su dotación en 1.000 m3/ha. Así mismo, también ha llevado a cabo un costoso proyecto de unificación de los desagües para combatir mejor el tapón salino.

UPA Sevilla ha mostrado su disconformidad con el acuerdo adoptado para el arroz, por tanto, teniendo en cuenta las circunstancias antes citadas, ha tomado la iniciativa de trasladar a la CHG que las tenga en consideración. Así, le ha solicitado al organismo de Cuenca la modificación de las dotaciones aprobadas, de manera que se alcancen los 400 hm3 por la presa de Alcalá y hacia el río Guadalquivir. Como se ha comentado, esta cantidad es la que se ha venido concediendo con normalidad en campañas anteriores, y es necesaria para mantener un caudal constante de 30-35 m3 por segundo, lo que permite el sostenimiento del tapón salino.

Además, la petición de UPA Sevilla cuenta con el apoyo de los Ayuntamientos de Isla Mayor, La Puebla del Río y Aznalcázar, tres de las principales localidades vinculadas al cultivo de arroz, con cuyos alcaldes, Juan Molero, Manuel Bejarano y Manuela Cabello, respectivamente, ha tenido oportunidad de tratar el asunto con Juan Vicente Revert, secretario general de la organización agraria. Asimismo, también se ha mantenido una reunión telemática con varios miembros del partido socialista andaluz, que han manifestado su apoyo a la propuesta y su colaboración para interceder ante la CHG, con el fin de conseguir ese necesario aumento en las dotaciones.

Porque, como ya se ha mencionado, el sector arrocero es fundamental para el sostenimiento de la economía de los municipios de las marismas del Guadalquivir. Y esto no es solo por el volumen de negocio que el propio cultivo y transformación del arroz supone. También lleva aparejado otro sector nada desdeñable en importancia económica y social: el del cangrejo rojo que, con cinco industrias establecidas en la zona, genera 20 millones de euros anuales y 180.000 jornales, pues es una actividad que precisa y emplea mucha mano de obra. Por eso mismo, en un momento en el que se presenta un futuro cercano incierto, con efectos económicos devastadores derivados de la crisis sanitaria, es preciso contar con todos los recursos que permitan contribuir a mitigarlos y a que la economía local pueda seguir desarrollándose a pleno rendimiento.

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*