Las aguas de baño de las playas andaluzas continúan en niveles de calidad adecuados

La Consejería de Salud y Familias publica el informe correspondiente a la segunda quincena de julio

Las aguas del litoral andaluz, como estas de La Antilla, en Lepe (Huelva) están en perfecto estado

Las aguas de baño de las playas andaluzas se encuentran dentro de los niveles de calidad establecidos, según el informe que ha elaborado la Consejería de Salud y Familias durante la segunda quincena de julio sobre el estado del litoral en la temporada de baño veraniega. Este estudio se basa en los análisis realizados por la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica. Para ello, la Consejería ha vigilado las 347 zonas de baño marítimas y 21 zonas de baño continentales andaluzas.

Las muestras de agua han sido analizadas para determinar los diferentes parámetros exigidos por la normativa vigente, como los macroscópicos, transparencia, color, aceites minerales, presencia de espumas persistentes y sólidos flotantes, restos orgánicos y cualquier otro residuo –de cristal, plástico, caucho, madera-, que pueda afectar a la salubridad de las aguas y se considere de interés sanitario.

Por provincias, el agua de baño de las 78 playas de Almería, las 55 de la provincia de Cádiz, 29 de Granada, las 19 de Huelva y las 84 de Málaga se encuentran dentro de los niveles de calidad establecidos y, por tanto, todas son aptas para el disfrute.

Por otra parte, las aguas de baño de interior de Andalucía (ríos, embalses, manantiales) permiten el baño en todas las provincias salvo en el caso de la Balsa Cela de Lúcar (Almería), Río Toba en Los Guajares (Granada) y en el Manantial Hedionda en Casares (Málaga) por imposibilidad de mantener las adecuadas medidas de higiene y prevención ante la situación generada por el COVID-19.

De igual modo, tampoco se aconseja el baño en el Río Maitena en Güejar Sierra (Granada), en el río Linarejos de Cazorla (Jaén), en el arroyo Los Molinos de Siles (Jaén) ni en la playa de San Nicolás del Puerto (Sevilla) ya que presentan escaso caudal, por lo que no se ha podido realizar el muestreo y no es posible su utilización.

Las continuas labores de vigilancia de la calidad de las aguas de baño permiten elaborar quincenalmente informes sobre el estado sanitario de las aguas de baño. La población los puede consultar en la web de la Consejería (www.juntadeandalucia.es/salud/) hasta que finalice la temporada de baño el 30 de septiembre de 2020 en las zonas de baño de temporada larga, y hasta el 25 de agosto de 2020 en las de temporada corta.

Hay que recordar el importante papel de los Ayuntamientos, encargados de mantener las condiciones de salubridad de las zonas de baño, vigilar los posibles puntos de vertido y adoptar las medidas que les requieran las administraciones sanitarias y ambientales.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*