La Consejería de Fomento adjudica ayudas para la autoconstrucción de 126 viviendas

La Junta distribuirá 2,7 millones en subvenciones a una docena de ayuntamientos de Cádiz, Jaén, Huelva, Málaga y Sevilla

Las subvenciones se dirigen a la autoconstrucción de viviendas
La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha resuelto definitivamente las subvenciones para la autopromoción y autoconstrucción de viviendas, un programa destinado a promover las viviendas a precio asequible, sobre todo en zonas rurales de Andalucía. La convocatoria se ha resuelto con una docena de solicitudes aceptadas de ayuntamientos de las provincias de Cádiz, Jaén, Huelva, Málaga y Sevilla, que percibirán cerca de 2,7 millones de euros en ayudas para la construcción de 126 viviendas.

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha destacado que, ahora más que nunca, hay que apoyar iniciativas que contribuyan a la lucha contra la despoblación y prueba de ello es “este programa de subvenciones, que abre una puerta a la construcción de viviendas protegidas en suelo residencial y, especialmente, en zonas rurales“. No en vano, ha indicado que todas las propuestas, salvo dos de ellas, son de ayuntamientos con una población de menos de 5.000 habitantes. “Los pueblos necesitan del apoyo de las administraciones para que nuevas generaciones puedan echar raíces y afiancen estos territorios”, ha remarcado la consejera.

A este programa, que se integra dentro de las líneas estratégicas de nuevo plan de vivienda, el Plan Vive en Andalucía, se han presentado once ayuntamientos y una Entidad Local Autonóma (ELA). La provincia de Sevilla concentra siete propuestas aceptadas con 74 viviendas, presentadas por los consistorios de Alcolea del Río (12 viviendas), Castilblanco de los Arroyos (13 viviendas), Pruna (14), El Rubio (10), La Roda de Andalucía (5) y Villaverde del Río (10), así como la ELA de Isla Redonda-La Aceñuela, en término de Écija, con 10 viviendas de autoconstrucción propuestas.

Málaga cuenta con dos peticiones resueltas para 18 viviendas: ocho presentadas por el Ayuntamiento de Sayalonga y diez por el Consistorio de Teba. En Cádiz, se ha aceptado la propuesto de 16 viviendas en autoconstrucción del Ayuntamiento de Vejer de la Frontera, mientras que Huelva y Jaén también cuentan con una solicitud aceptada, correspondiente a los ayuntamientos de Puebla de Guzmán (10 viviendas) y Cárcheles (8), respectivamente.

Además de la promoción de viviendas, la consejera ha incidido en que estos proyectos contribuirán al impulso de la actividad en el sector de la construcción, que es de los que mejor han sabido contener la crisis socioeconómica ocasionada por el coronavirus.

Cooperativas de viviendas

La convocatoria se regía por lo establecido en la Orden de 6 de febrero de 2020, y tiene por objeto seleccionar las actuaciones a subvencionar para la construcción de viviendas protegidas por sus futuras personas usuarias, agrupadas en cooperativas de viviendas, mediante aportación de trabajo personal, así como la ejecución de vivienda en autopromoción, ejecutadas por cooperativas pero sin aportación de trabajo personal por parte de sus socios.

Los ayuntamientos, entidades locales o promotores públicos interesados cederán gratuitamente a las cooperativas de viviendas, la propiedad o el derecho de superficie del suelo o edificio para su rehabilitación, sobre el que se llevará a cabo la promoción, y asumirán a su costa los impuestos, tasas y gravámenes y arbitrios que graven la misma, así como el estudio geotécnico. Asimismo, gestionarán las solicitudes y asumirán la gestión administrativa, económica y técnica de la obra y el trabajo social de apoyo.

Por su parte, la Consejería de Fomento financiará, en el caso del programa de ayudas a la autoconstrucción, con hasta 20.000 euros por vivienda para la adquisición de materiales y hasta 5.000 euros para los gastos de gestión; en el caso de las ayudas a la autopromoción, la ayuda puede alcanzar los 5.000 euros para los gastos de gestión.

Las viviendas serán de régimen especial para personas con ingresos menores de 2,5 IPREM (18.700 euros anuales) siendo el precio de las mismas entre 60.000 y 100.000 euros dependiendo de la superficie. Además deberán acreditar no disponer de otra vivienda. En el caso del programa de autoconstrucción aportarán su propia mano de obra y se comprometerán a gestionar, organizar y participar directamente en la ejecución de la obra de las viviendas. Para que las actuaciones en las edificaciones puedan considerarse viables serán, si son de nueva planta, entre 10 y 40 viviendas según el programa.

Una vez resuelta la convocatoria, los ayuntamientos seleccionados tienen un plazo de dos meses para aportar, en primer lugar, un listado con la relación de personas autoconstructoras seleccionadas, una acreditación de la constitución de la cooperativa de viviendas y su inscripción en el Registro de Cooperativas Andaluzas; y, por último, una solicitud de la cooperativa de viviendas de las ayudas previstas y la declaración responsable de compromiso en el cumplimiento de los requisitos requeridos en las bases reguladoras.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*