Andalucía y Murcia denuncian un “trato discriminatorio” del Gobierno en el reparto de fondos

El Ejecutivo andaluz ha solicitado al Gobierno central un total de 360 rastreadores del Ejército para hacer frente al Covid-19

Elías Bendodo y Javier Celdrán se saludan en la rueda de prensa posterior al encuentro
El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, y el consejero de la Presidencia y Hacienda de la Región de Murcia, Javier Celdrán, han mantenido una reunión de trabajo en la que han coincidido en lamentar el “trato discriminatorio” que sufren ambas comunidades autónomas por parte del Gobierno de España. Bendodo ha recordado al Ejecutivo central que “Andalucía y la Región de Murcia también son España” y ha explicado que “no queremos ser más que nadie, pero tampoco queremos ser españoles de segunda”.

El consejero de la Presidencia ha detallado que Andalucía recibe del sistema de financiación autonómica 114 euros menos por habitante que la media, mientras que en la Región de Murcia se reciben 188 euros menos. Según ha lamentado, “ese dinero no es del Gobierno de Andalucía ni del Gobierno de Murcia. Es de los ciudadanos y sirve para pagar la sanidad y la educación de todos los españoles. ¿Acaso la atención sanitaria o educativa de un andaluz o un murciano vale menos?”, se ha preguntado.

En este sentido, ha señalado que esta discriminación también la sufren Valencia y Castilla La Mancha, es decir, “17 millones de españoles”. Por ese motivo, ha reclamado un nuevo modelo de financiación autonómico más justo y que permita atender a los ciudadanos “en igualdad de condiciones”.

Mientras tanto, ha propuesto que el Gobierno de España compense a las comunidades peor financiadas, más aún cuando tienen que hacer frente a las consecuencias sanitarias, económicas y sociales de la crisis del coronavirus.

Precisamente, ante este déficit de financiación, ha argumentado que los fondos europeos que reciba España para luchar contra el Covid deben repartirse entre las comunidades autónomas con el mismo criterio aprobado en la Unión Europea, es decir, en función de los indicadores de PIB, desempleo y población.

“Lo que vale ante los socios europeos, debe valer dentro de España. Y todo lo que no sea así, es querer que en España existan comunidades autónomas de primera y de segunda”, ha explicado.

Durante la reunión, ambos consejeros han analizado la situación de la inmigración ilegal y ha reclamado “coordinación y ayuda por parte del Gobierno de España en esta materia” El titular de la Presidencia, Administración Pública e Interior ha recordado que las comunidades autónomas facilitan la atención sanitaria, pero la inmigración irregular es competencia Gobierno de España.

Bendodo ha solicitado al Ejecutivo de la Nación una reunión de coordinación con todas las comunidades autónomas implicadas: Andalucía, la Región de Murcia, Valencia, Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla.

Por último, Bendodo ha señalado que España “no necesita estados de alarma a la carta” y que la lucha contra las consecuencias de la pandemia no puede convertirse en “una partida de ajedrez”. “Es el momento de que todos pensemos en el bienestar de los españoles. Las comunidades autónomas somos parte fundamental del Estado y la colaboración y la lealtad debe ser fundamental entre todas las administraciones”, ha sentenciado.

Finalmente, el titular de Presidencia del Gobierno andaluz ha anunciado que la Consejería de Salud ha solicitado ya a la secretaría de Estado de Sanidad 360 rastreadores del Ejército para hacer frente al Covid-19, aceptando la colaboración del Gobierno de España.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*