Mancomunidad lleva a cabo el tradicional Censo del Camaleón Común en el sistema dunar de Islantilla

dirigido por la Fundación ‘Centro de Estudios Marinos’

La acción medioambiental no ha podido contar este año con voluntariado por adaptarse a las medidas de seguridad sanitaria impuestas por la COVID19

Este fin de semana se ha llevado a cabo la acción medioambiental estrella de cuantas se ejecutan por parte de la Mancomunidad de Islantilla en colaboración con la Fundación ‘Centro de Estudios Marinos’: el tradicional censo del camaleón en el sistema dunar de este enclave costero compartido por los municipios onubenses de Isla Cristina y Lepe.

En la tarde noche del pasado viernes, un equipo conformado por siete personas, todos ellos integrados en el grupo que trabaja habitualmente en este proyecto, han podido efectuar un recuento de ejemplares de la especie más protegida y emblemática de Islantilla: el camaleón común o chamæleo chamæleon.

Las medidas de seguridad sanitaria impuestas por la pandemia de COVID19 han supuesto renunciar a la vocación de voluntariado que ha caracterizado habitualmente a esta acción medioambiental, prevaleciendo no obstante su continuidad por motivos de interés científico.

Las batidas se han desarrollado desde el atardecer hasta la medianoche, realizando dos búsquedas diarias: una con luz crepuscular y otra en oscuridad total, para ampliar las posibilidades de hallazgo. La zona de muestreo ha abarcado en esta ocasión la parcela comprendida entre el Puesto de Socorrismo ubicado en Poniente y el Puesto Central, frente al Centro Comercial Islantilla.

Los resultados recogidos en esta acción, que se viene desarrollando desde el año 2002 para el estudio de la población de esta peculiar especie protegida y la evolución de su frágil ecosistema, serán posteriormente analizados para extraer conclusiones, una vez se confronten los datos con respecto a muestreos anteriores.

Como adelanto de este estudio, las primeras estimaciones permiten ser optimistas y afirmar que se ha constatado un mantenimiento de la población de esta especie protegida, observándose un ligero incremento y una interesante presencia de nuevas crías, así como un equilibrio entre el número de ejemplares de ambos géneros.

Del mismo modo, esta acción ha servido para constatar el éxito de la actuación de mejora que se llevó a cabo el pasado año mediante la repoblación de retama y la poda y retirada de ramas secas y envejecidas, que han hecho posible una mejoría ostensible del estado del sistema dunar, así como un mayor vigor en el crecimiento de esta vegetación imprescindible para la supervivencia de este hábitat. Ante el buen resultado de esta acción, que ha obtenido efectos tan visibles como el aumento de la población de azucena de mar (pancratium marítimum), volverán a llevarse a cabo estas acciones en 2020.

No obstante, la Fundación ‘Centro de Estudios Marinos’ ha alertado sobre la preocupante presencia en el sistema dunar de nuevos residuos como consecuencia de la pandemia de COVID19, por lo que ha confirmado la necesidad de seguir incidiendo en las campañas de sensibilización a la población para un uso responsable de las mascarillas que evite que muchos de estos materiales acaben abandonados en medio de la naturaleza.

También se ha informado a transeúntes y bañistas que se han acercado a los miembros del equipo durante la elaboración del censo sobre la importancia de esta especie protegida, así como sobre la obligación de preservarla respetando su entorno natural.

El Censo del Camaleón cuenta con la colaboración de la Mancomunidad de Islantilla y de los Ayuntamientos de Lepe e Isla Cristina.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*