Opinión



IU reclama una ley para abolir la prostitución y acabar con la trata de mujeres y menores

Charo González y Mónica Rossi con más integrantes del Área Feminista de IU Huelva

En el Día Internacional contra la explotación sexual y la trata que sufren millones de mujeres y niños en todo el mundo, la coordinadora local de Izquierda Unida en Huelva y portavoz de Adelante en el Ayuntamiento de Huelva, Mónica Rossi, reclama una Ley para abolir la prostitución y acabar con la trata de mujeres y menores.

“La prostitución es una forma extrema de violencia machista que somete a las mujeres y a los niños y niñas víctimas de este modo de esclavitud a unas condiciones de vida intolerables, en las que la desigualdad social y la pobreza de estas personas les impone un sistema de explotación extrema y enormemente cruel”, ha manifestado Rossi. Por ello, considera que el Gobierno tiene que “apresurarse” a elaborar una Ley contra la trata “desde una perspectiva abolicionista que sirva para rescatar a las mujeres sometidas a la prostitución y que se enfrente a las perniciosos intentos de regular la prostitución como si fuera un trabajo, lo que ya se ha hecho en otros países como Alemania y Holanda, provocando un gravísimo aumento de la explotación sexual contra las mujeres y la prostitución infantil“.

Precisamente, hoy mismo el Gobierno central ha presentado un plan nacional para acabar con el proxenetismo. Las medidas recogidas en este plan se incluirán en la Ley de Libertad Sexual y supondrán cambios en el Código Penal para perseguir a la industria de la explotación sexual.

Por otra parte, IU reclama a la Junta de Andalucía que “se implique” también en la lucha contra la prostitución, para lo que “dispone de medidas tan necesarias como el cierre de todos los prostíbulos que siguen en activo a pesar del acuerdo pactado con el Ministerio de Sanidad para evitar la propagación de la pandemia del Covid-19″. En este sentido, la responsable de Feminismo de IU Huelva, Charo González, señala que las medidas para ofrecer recursos y alternativas a las mujeres víctimas de la prostitución “no se están llevando a cabo”, pues “la gran mayoría de ellas no están incluidas en el Ingreso Mínimo Vital ni tienen acceso a ayudas de la administración andaluza, al verse afectadas por la Ley de Extranjería, ya que se trata de mujeres que se encuentran en nuestro país en situación ilegal”.

“Las víctimas de la trata y de la prostitución están entre los colectivos más vulnerables, por lo que la derogación de la Ley de Extranjería es una medida fundamental para que puedan acceder a las ayudas que necesitan para salir de su situación de esclavitud sexual”, explica González.

En cuanto al cierre de los prostíbulos, Rossi recuerda que la Junta, además de garantizar que este tipo de establecimientos dejen de funcionar, “tiene que disponer de recursos para ofrecer alternativas habitacionales a las mujeres víctimas de la prostitución que se encuentran en los mismos, acompañadas de medidas de atención psicológica, orientación laboral y formativa”. A su juicio, la Junta también tiene que poner recursos “para que desde la estructura con la que cuenta para atender a las mujeres se pueda derivar a las víctimas de prostitución a casas de acogidas, en caso necesario, y se habiliten equipos de atención itinerante para ayudar a las mujeres que no pueden acceder a dichos recursos”. También, el Gobierno andaluz, añade, tiene que “ponerse a trabajar” con las entidades que trabajan directamente ayudando a víctimas de la prostitución, para “ofrecerles programas de capacitación laboral, con las que puedan afrontar un modo de vida fuera de la red de esclavitud sexual que supone la prostitución”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*