Opinión



El Ayuntamiento de Aracena prevé la apertura de la piscina cubierta para principios de octubre

A fin de cumplir las disposiciones establecidas por las autoridades sanitarias ante la actual pandemia, se está ultimando un protocolo de protección y prevención específico, tanto para la Piscina Cubierta, como para el Gimnasio Municipal anexo

Tras el cierre obligado desde el pasado mes de marzo a consecuencia de la pandemia del COVID-19, el Ayuntamiento de Aracena ha iniciado los trabajos y trámites para reabrir la Piscina Cubierta Municipal, un servicio valorado y demandado por un buen número de usuarios de Aracena y su entorno, tanto desde el punto de vista deportivo como de la salud.

 Aunque durante el periodo en que las instalaciones han estado cerradas, se ha venido realizando un mantenimiento de las mismas, su apertura al uso público requiere de un proceso de puesta en marcha para conseguir su correcto funcionamiento y alcanzar los parámetros establecidos por la normativa que regula este tipo de infraestructuras, entre ellos, los controles para prevenir la legionella (que requieren de un mínimo de 15 días) o la fijación del adecuado nivel de cloración (algo mayor del habitual como medida preventiva ante el coronavirus).

 Precisamente, a fin de cumplir las disposiciones establecidas por las autoridades sanitarias ante la actual pandemia, se está ultimando un protocolo de protección y prevención específico, tanto para la Piscina Cubierta, como para el Gimnasio Municipal anexo, que también recuperará su actividad. Ello implicará determinados cambios en su funcionamiento, mayor limitación de aforo y aumento de las labores de limpieza y desinfección, entre otros. Asimismo, supondrá un mayor esfuerzo económico para el Ayuntamiento, en un servicio, ya de por sí, fuertemente subvencionado.

 Para esta reapertura será útil la experiencia adquirida durante la temporada de verano en la Piscina Municipal al Aire Libre (finalizada el pasado 6 de septiembre), marcada por un correcto desarrollo del protocolo Covid-19 establecido y una notable afluencia de usuarios, teniendo en cuenta las limitaciones de aforo establecidas. En concreto, se han registrado 7.649 entradas (el 41% adquiridas on line), con unos ingresos de 16.277 euros, lo que frente a los 50.530 euros de gasto de su funcionamiento, ha supuesto un coste para el Ayuntamiento superior a los 34.000 euros.

 

 

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*