Opinión



Consumo recomienda comprobar la duración y el precio total antes de comenzar un coleccionable

La Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud y Familias recomienda a aquellas personas que estén valorando iniciar un coleccionable que comprueben previamente su duración y el precio completo de todas las entregas, ya que las primeras suelen ser más económicas. Coincidiendo con el fin del periodo vacacional se intensifica la publicidad de los numerosos coleccionables que se ponen a la venta con una presentación atractiva, por lo que es importante valorar el interés real en la colección antes de decidir comenzarla, así como comprobar si existen otros productos similares en el mercado que ofrezcan una mejor relación calidad precio.

En caso de optar por suscribirse a la colección, antes de firmar el contrato es importante informarse adecuadamente de las condiciones de la suscripción, prestando especial atención a la periodicidad de las entregas o fascículos (semanal, quincenal, etc.), la forma de envío y los métodos de pago, así como a los posibles gastos adicionales que se puedan derivar.

Una vez adquirida cada entrega se debe examinar con detenimiento la calidad de los productos, así como la información incluida en su etiquetado (identificación de la empresa responsable del producto, instrucciones, etc.). Se debe tener en cuenta que a este tipo de productos también se les aplica el régimen legal de garantías.

Por otra parte, es importante conservar en buen estado toda la documentación relacionada con la colección, como facturas o comprobantes de compra, la información de las condiciones de la colección que suele acompañar al primer número o fascículo, o la publicidad de la colección, que tiene carácter vinculante y es por lo tanto de obligado cumplimiento.

Esta información es necesaria en caso de presentar una reclamación si surge algún conflicto, como que se dejen de realizar las entregas antes de finalizar la colección, o que surjan problemas de calidad con el producto. En este caso, se deberá reclamar ante la empresa a la que se compró el producto. Si el problema está relacionado con la interrupción de la colección y el establecimiento donde se adquirió hubiera informado de que no hay compromiso por su parte a facilitar todas las entregas, se podrá reclamar directamente ante la empresa fabricante.

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web www.consumoresponde.es, del correo electrónico (consumoresponde@juntadeandalucia.es); del perfil de Twitter (@consumoresponde); y el de Facebook (www.facebook.com/consumoresponde).

También se puede recibir asesoramiento en los Servicios Provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Familias presentes en todas las capitales de provincia, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMICs), y en las organizaciones de personas consumidoras y usuarias.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*