Opinión



Caraballo reorganiza su equipo de Gobierno para reforzar las acciones de los ayuntamientos frente al Covid

Ignacio Caraballo

El presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, ha reforzado el papel de los ayuntamientos dentro de esta institución, dando todo el peso de las tres vicepresidencias a las alcaldías de la provincia de Huelva, aumentando así la presencia de la administración local en la toma de decisiones, según informa el organismo provincial.

Con esta iniciativa de reforzar el municipalismo dentro de la Diputación de Huelva se persigue que esta institución sea más útil y eficaz para los ayuntamientos de la provincia, teniendo en cuenta la situación que se está viviendo por los efectos sociales y económicos que sigue generando la pandemia del coronavirus. En este sentido los ayuntamientos están siendo por cercanía a la ciudadanía la administración que recibe todas las peticiones de ayuda en temas como la prestación de servicios esenciales, la atención social a las personas y familias con menos recursos, la gestión de ayudas, la necesidad de generar empleo o la reactivación económica.

Esto ha obligado a la Diputación de Huelva desde el inicio de la pandemia a reforzar su acción hacia los municipios, con especial atención a aquellos con menos recursos. Por ello y tras los contactos y conclusiones de la Conferencia de Alcaldes y Alcaldesas que la Diputación de Huelva organizó hace unos meses se ha decidido integrar la acción más demandada: que la Diputación de Huelva esté más cerca que nunca en el territorio y que el territorio esté más presente si se puede dentro de la Diputación.

A ello responde el diseño de este cambio en las tres vicepresidencias que pasarán por primera vez a ser gestionadas directamente por alcaldes y alcaldesas, con funciones adaptadas de forma específica a estos retos que tienen por delante los pueblos y ciudades de la provincia de Huelva.

Así al frente de estas vicepresidencias estarán la alcaldesa de San Bartolomé de la Torre, María Eugenia Limón, que asume todo el área de Territorio Inteligente y Gestión de Recursos; la alcaldesa de Gibraleón, Lourdes Martín que será vicepresidenta de Infraestructuras; y el alcalde de Bonares, Juan Antonio García que asume las competencias de toda la gestión de Actividades de la Diputación de Huelva, además de Cultura y Deporte.

Asimismo la portavocía del equipo de gobierno de la Diputación de Huelva será ejercida por otro alcalde. En este caso, Salvador Gómez, alcalde de La Redondela. La presencia de alcaldes en la nueva estructura de la Diputación se completa con la presencia de Aurora Águedo Borrero, alcaldesa de Punta Umbría que será diputada de Servicios Sociales y con el alcalde de La Puebla de Guzmán, Antonio Beltrán, diputado que está al frente del Servicio de Gestión Tributaria (SGTH). Por último, José́ Manuel Alfaro Márquez seguirá siendo diputado de la Presidencia y asumirá el área de Concertación, pilar de la gestión municipal, además de las áreas de Gestión Económica y Jurídica (Secretaría, Servicios Jurídicos, Intervención, Tesorería, Hacienda y Economía, Contratación y Patrimonio) y la Gestión de Personas (Recursos Humanos).

Con este paso la Diputación de Huelva pretende convertir al municipalismo en el eje central de la acción de la Diputación de Huelva hasta el año 2023, cuando finaliza el mandato y todas las previsiones apuntan al periodo de incidencia por la crisis social y económica de la Covid-19. Por ello, se ha optado por integrar dentro del organigrama del ente provincial este perfil de alcaldesas y alcaldes, de forma que puedan trasladar a la Diputación de forma más ágil las necesidades y retos de los municipios.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*