Opinión



PP de Almonte cree que el proyecto del tercer carril de la A-483 es compatible con el medio ambiente

El proyecto de ampliación del tramo entre El Rocío y Matalascañas de la carretera A-483, una de las que más siniestralidad presenta de nuestra provincia, es una necesidad desde hace décadas

“Como siempre que se vislumbra un avance en la Comarca de Doñana, los ecologistas sacan a la palestra su discurso apocalíptico claramente interesado y destinado a anclar en el subdesarrollo, la pobreza y el aislamiento a los habitantes de esta zona de Europa, que merecen, al igual que el resto de los europeos, disponer de unas comunicaciones seguras sin perder de vista la sostenibilidad a la que estamos obligados por vecindad con el paraje natural más importante del continente”, afirman en el PP.

Para el PP de Almonte, sin embargo, la postura radical de WWF no contribuye en nada a la conservación de Doñana. Es más, lo único que favorece es el desconocimiento cada vez mayor de un territorio único que sería más apreciado y, por lo tanto, mejor cuidado, si los habitantes de la comarca lo sintieran efectivamente como propio, y no como un impedimento para cualquier tipo de progreso y como un espacio cerrado e infranqueable.

El proyecto de ampliación del tramo entre El Rocío y Matalascañas de la carretera A-483, una de las que más siniestralidad presenta de nuestra provincia, es una necesidad desde hace décadas. No es una obra inútil, ni un atentado de ningún tipo, puesto que la administración andaluza está siguiendo punto por punto y de forma escrupulosa todos los trámites y estudios preceptivos para estos casos.

En este sentido, el PP de Almonte quiere recordar a los ecologistas “que muchos parques naturales de Europa albergan infraestructuras mucho más importantes que la que aquí se está proyectando, sin que ello suponga daño alguno ni menoscabo al valor del entorno que atraviesan. Tampoco es cierto que contar con una carretera más segura vaya a traducirse en un efecto llamada. Esta afirmación es tan absurda como pretender que el ser humano desaparezca de este entorno que ha sido su hogar a lo largo de los siglos, en convivencia armónica y sostenible con este paraje”.

Y precisamente esto es lo que el PP de Almonte quiere recordar: es necesario encontrar la sostenibilidad y la convivencia en equilibrio entre los habitantes de los pueblos del entorno de Doñana y el propio medio natural, dotando a esta tierra de oportunidades y de comunicaciones seguras proyectadas con sensatez y con todas las medidas destinadas a garantizar la conservación del entorno. En este sentido, el Grupo Popular insta a los ecologistas a proponer soluciones y no a boicotear sistemáticamente y de manera interesada cualquier avance que llegue a la zona.

El Grupo Popular desecha la postura radical de los ecologistas, mientras les recuerda que existen Espacios Protegidos en España que conviven en total armonía con infraestructuras de mayor calado

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*