Opinión



La Diputación de Huelva reclama a la Junta mayor financiación para los Servicios Sociales Comunitarios

Reunión de la consejera de Igualdad con la vicepresidenta de la Diputación

La vicepresidenta de Territorio Inteligente, María Eugenia Limón, ha trasladado a la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, Rocío Ruiz, su preocupación por la que ha definido como “difícil y preocupante situación en la que se encuentran los servicios sociales comunitarios de las entidades locales de la provincia de Huelva”.

Limón, que ha señalado que estos servicios ya estaban “sobrecargados y saturados” antes de la crisis provocada por la pandemia de la Covid 19, ha resaltado que actualmente la demanda de atención de personas usuarias se ha incrementado de forma considerable, así como las peticiones de otras administraciones, entidades privadas y departamentos de diferentes consejerías, por lo que se ha visto alterada la prestación de las funciones propias y competentes de los servicios sociales comunitarios, especialmente los de atención en programas específicos o grupales.

La vicepresidenta ha recordado que aunque las corporaciones locales son las administraciones más pequeñas y con menos recursos, son las que más presupuesto aportan al mantenimiento de la estructura social en nuestra provincia. Así de los más de 9,6 millones de euros que sustenta esta estructura, sólo el 32,57% lo aporta la Junta de Andalucía, y el 67,43% la Diputación de Huelva.

Por ello, Limón ha reclamado a Ruiz que la Junta de Andalucía “aumente la asignación presupuestaria de los servicios sociales comunitarios para que las entidades locales puedan organizar y estabilizar estos servicios con criterios de eficiencia, eficacia y calidad, y se cumpla lo establecido en la Ley de Servicios Sociales de Andalucía, que manda fortalecer los servicios sociales comunitarios como acceso único y universal al sistema”.

El Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD), que Diputación viene prestando desde hace más de 30 años, ha sido otro de los temas expuestos por la vicepresidenta, que ha reclamado una mayor financiación para esta prestación esencial, de la que se benefician casi cinco mil personas en nuestra provincia.

La subida del precio/hora del SAD, cifrado actualmente en 13 euros, es una justa reivindicación, ya que, según María Eugenia Limón, “hay que dignificar la figura de las auxiliares de ayuda a domicilio porque no sólo normalizan la convivencia y participación en la vida comunitaria de las personas usuarias, sino que les proporciona seguridad en su propio hogar, permitiendo con ello la permanencia en su medio natural”.

La vicepresidenta de Diputación también ha reivindicado ante la consejera el carácter público y universal de los servicios sociales y la garantía de que las personas usuarias reciban una atención social “normalizadora e integradora”.

Finalmente, la responsable provincial ha pedido a la autonómica que la Junta de Andalucía “no debilite ni invierta los ejes de la propia estructura del sistema público de servicios sociales”, y le ha requerido que sea, por el contrario, “garante de su carácter público y universal, adoptando cuantas medidas sean necesarias

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*