Opinión



La Junta de Andalucía y Endesa presentan una campaña preventiva con líneas eléctricas aéreas

La acción se enmarca en cinco folletos que incluyen las situaciones tanto laborales como de ocio, en las que se puede correr riesgo eléctrico.

Bella Verano, ha presentado junto con el responsable de la filial de distribución de Endesa en Andalucía Oeste y Extremadura (e-distribución), Fernando Diz-Lois, una campaña de prevención de riesgos eléctricos aéreos

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Bella Verano, ha presentado junto con el responsable de la filial de distribución de Endesa en Andalucía Oeste y Extremadura (e-distribución), Fernando Diz-Lois, una campaña de prevención de riesgos eléctricos aéreos. Durante el acto, ambos han mostrado cuáles son esos peligros más habituales en Huelva, como son las maquinarias que tocan líneas eléctricas o los deportes aéreos que no tienen en cuenta las distancias de seguridad con las instalaciones eléctricas, explicando la importancia que tiene conocer esas situaciones para poder evitarlas.

Para la delegada del Gobierno, “esta acción es un ejemplo más de la apuesta de la Junta de Andalucía por la colaboración público-privada, que se suma a su vez al acuerdo alcanzado en julio con la eléctrica, para su integración en el servicio 112.” Una decisión que, como ha comentado Bella Verano, demuestra que “la gestión de las emergencias es una prioridad para la Junta de Andalucía, que redunda en una mayor seguridad para las personas”. Por eso, -ha añadido la representante del Gobierno andaluz en Huelva- “vamos de la mano de Endesa a la hora de poner en marcha campañas de este tipo, porque la prevención es fundamental para evitar escenarios de peligro y, para ello, es clave conocer cuáles son esas situaciones de riesgo, que es precisamente lo que nos muestra la compañía con esta iniciativa formativa”.

“Para Endesa – ha señalado Diz-Lois- la seguridad es la base del servicio que prestamos y de hecho está interiorizado en nuestro quehacer diario, de ahí que creamos fundamental el dar a la ciudadanía toda la información posible, porque juntos podemos evitar, siguiendo básicas medidas de seguridad, sufrir un accidente eléctrico”.

Contenido de la campaña informativa

La campaña consta de cinco folletos que recogen información clara y concisa que las personas deben manejar en los casos más comunes en los cuales pueden producirse contacto con líneas eléctricas aéreas. Se trata de situaciones laborales (en el caso de trabajadores que estén manejando maquinaria o medios mecánicos en el entorno, o de trabajos de tala y poda de arbolado o bien por el uso de plataformas elevadoras y andamios); de ocio (por la práctica de deportes aéreos, cometas y pesca) y por un acceso indebido, que, tal y como recuerda la compañía, está totalmente prohibido.

Aunque las casuísticas sean diferentes, existen una serie de elementos comunes de seguridad a tener en cuenta. En primer lugar, se deben guardar distancias de seguridad con las líneas eléctricas si se produce un siniestro, porque la distancia a la que se puede sufrir una descarga eléctrica depende de la tensión de la línea y de las condiciones atmosféricas, sin que sea necesario tocar los conductores para que haya un siniestro. Estas distancias son de 3 metros en líneas de menos de 66 kV de tensión, 5 metros en más de 66 kV y 7 metros en líneas de más de 220 kV.

Asimismo, se debe avisar al 112, evitando socorrer de inmediato a los accidentados -si los hubiera- hasta confirmar que la línea está desconectada.

La campaña informativa impulsada la Junta de Andalucía y Endesa, que se va a poner a disposición de la ciudadanía a través de los portales web de la Administración andaluza y de d-Distribución, recoge diversas casuísticas en las que pueden producirse accidentes de este tipo.

Deportes aéreos, cometas y pesca

Una de ellas son los deportes aéreos, cometas y pesca, porque los materiales de los elementos con los que se realizan estas actividades (nylon, grafito, fibras de carbono, sedal de alambre, cables de acero trenzado, estructuras metálicas, componentes de los globos estáticos, etc.) son conductores de la electricidad, más aún si están mojados, húmedos o sucios.

En este caso, las recomendaciones pasan por buscar lugares despejados para realizar las actividades, revisar convenientemente el entorno antes de comenzar la actividad, evitando las zonas donde existen líneas aéreas; extremar la vigilancia para evitar aproximarse a las líneas eléctricas; mantener elementos como cañas de pescar, sedal, cometas, cuerdas o barquillas de globos aerostáticos alejados de las líneas eléctricas; verificar el pronóstico del tiempo, ya que la lluvia y la humedad aumentan el riesgo de electrocución, y evitar específicamente sobrevolar los cables de las líneas, que son menos visibles que las torres.

Otro apartado se dedica a los posibles accesos no autorizados a los apoyos de las líneas eléctricas, para recordar que “está totalmente prohibido” acceder a estas instalaciones por parte de personal no autorizado y para advertir que “basta con aproximarse a un conductor para que se produzca un arco eléctrico que alcance a la persona”.

Movimiento de vehículos, maquinaria y medios mecánicos

La campaña recoge también el caso de las personas que vayan a llevar a cabo movimiento de vehículos, maquinaria y medios mecánicos. Se aconseja reconocer la zona antes del inicio de los trabajos detectando la presencia de líneas eléctricas aéreas próximas, extremar la vigilancia para evitar aproximarse a las instalaciones eléctricas, evitar que elementos extremos de las máquinas, útiles u otros equipos, se aproximen a líneas eléctricas a menos de la distancia de seguridad y prestar especial atención al manejo de andamios, escaleras, tubos de riego y otros elementos metálicos, teniendo en cuenta que el flujo de agua actúa como conductor.

Tala y poda de arbolado en las proximidades de líneas eléctricas

En el caso de la tala y poda de arbolado en las proximidades de líneas eléctricas, otra de las casuísticas en las que pueden producirse siniestros, el folleto recuerda que la madera y vegetación son conductoras de la electricidad y advierte que para sufrir una descarga eléctrica no es necesario que el árbol o vegetación estén tocando el cable, ya que se pueden producir arcos eléctricos por proximidad.

Jamás se debe tocar un árbol en caso de caída sobre la red eléctrica, sino limitarse a señalizarlo y ponerse en contacto con la compañía distribuidora para que tome las medidas oportunas.

Plataformas elevadoras y andamios

También se ha preparado información específica de seguridad para quienes vayan a desarrollar trabajos en plataformas elevadoras o andamios. En ese sentido, entre otras recomendaciones, aconseja reconocer la zona antes del inicio de los trabajos detectando la presencia de líneas eléctricas aéreas y/o en fachada próximas; extremar la vigilancia para evitar aproximarse a las instalaciones eléctricas y garantizar que todos los elementos, sistemas y equipos se mantienen siempre al menos a la distancia de seguridad con las líneas eléctricas aéreas o que se encuentran en fachadas.

La Junta y Endesa han manifestado su deseo de seguir ahondando en esta cooperación en el futuro. En este sentido, la empresa ha subrayado su compromiso con la seguridad y la protección de la región y su voluntad de seguir explorando líneas de trabajo conjunto.

También se ha preparado información específica de seguridad para quienes vayan a desarrollar trabajos en plataformas elevadoras o andamios. En ese sentido, entre otras recomendaciones, aconseja reconocer la zona antes del inicio de los trabajos detectando la presencia de líneas eléctricas aéreas y/o en fachada próximas; extremar la vigilancia para evitar aproximarse a las instalaciones eléctricas y garantizar que todos los elementos, sistemas y equipos se mantienen siempre al menos a la distancia de seguridad con las líneas eléctricas aéreas o que se encuentran en fachadas.

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*