La ermita de la Reina de los Ángeles de Alájar, declarada Santuario Diocesano

Imagen de la primera visita del Obispo de Huelva a la Reina de los Ángeles, el 7 de septiembre de 2020

El obispo de Huelva, Santiago Gómez, entregó el pasado sábado 12 de diciembre, a la Hermandad Matriz de la Reina de los Ángeles Coronada, el decreto de declaración de la ermita de la Patrona de Alájar como Santuario Diocesano. Dicha declaración se establece según lo dispuesto en los cánones 1232, 1233 y 1234 del Código de Derecho Canónico y con el parecer favorable del rector del Santuario, Gabriel Artemo Melchor.

El Santuario Diocesano se regirá durante tres años -ad experimentum- por los estatutos presentados y aprobados. El Santuario está llamado a proporcionar a los fieles los medios de salvación, la predicación de la Palabra de Dios y el fomento de la vida litúrgica, principalmente mediante la celebración de la Eucaristía y de la Penitencia, y otras formas aprobadas de piedad popular (Canon 1234).

El decreto episcopal de declaración fue firmado el pasado 7 de diciembre, víspera de la solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, Patrona de la Diócesis de Huelva. En el documento entregado por el Obispo al hermano mayor de la hermandad, Ignacio Navarro, destaca que este santuario atrae diariamente a numerosos fieles que acuden a venerar la imagen de la Reina de los Ángeles y que «a esta ermita acudieron y acuden siempre los hijos de Alájar, los serranos y numerosos fieles de diversos lugares y de diversa condición en busca del amparo y protección de la Santísima Virgen. De modo especial, en los eventos religiosos más importantes de Alájar, de la Sierra y de la Diócesis, el Santuario de Nuestra Señora la Reina de los Ángeles, se convierte en centro de peregrinación».

Además, el decreto resalta la devoción histórica hacia esta advocación, que anteriormente llevó a la declaración del patronazgo canónico sobre Alájar, el 28 de agosto de 2002, y a la coronación canónica de la imagen de la Reina de los Ángeles por el obispo Ignacio Noguer, el 4 de agosto de 2004.

En su visita a Alájar el pasado sábado, día 12, el Obispo de Huelva, se acercó en un primer momento al Santuario Diocesano, donde oró ante el Santísimo y rezó el Ángelus a la Virgen. Después se desplazó hasta la parroquia de San Marcos, donde confirió el sacramento de la confirmación a varios fieles. Tras esta celebración, visitó la Casa Hermandad de la Reina de los Ángeles, donde hizo entrega del decreto y firmó en el libro de visitas.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*