Más de 80 pymes culturales y creativas andaluzas se benefician de las ayudas directas de Cultura

La consejera de Cultura, Patricia del Pozo, destaca que los 3 millones de euros en subvenciones para 82 pymes “ayudarán al mantenimiento del empleo en el sector y la modernización de muchas de las empresas”

Las subvenciones están destinadas a microempresas y pymes culturales y creativas para el fomento de su competitividad

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, ha destacado “la fuerte inyección económica directa a las pymes del sector cultural andaluz, con el claro objetivo de mantener el empleo”, que más de 80 pequeñas y medianas empresas recibirán gracias a la línea de ayudas convocada por la Consejería a través del Plan de Impacto para la Cultura puesto en marcha en abril y que publica ahora su resolución.

“El sector cultural en Andalucía ha sido uno de los que más ha sufrido los efectos de la pandemia y, desde el primer momento, el objetivo de la Consejería ha sido intentar paliar estos daños con ayudas directas, englobadas en el Plan de Impacto que pusimos en marcha y que ahora servirá para el sostenimiento del empleo y para la modernización de muchas de las pymes culturales andaluzas”, ha resaltado la titular de Cultura.

De esta forma, estas subvenciones, en régimen de concurrencia competitiva, de apoyo a las microempresas, pequeñas y medianas empresas culturales y creativas, para el fomento de su competitividad, modernización e internacionalización, se convocaron el pasado mes de julio con dos líneas de actuación y con una dotación total de tres millones de euros.

Para la primera línea se han concedido 29 ayudas, con un montante total de 963.233,79 euros, mientras que de la segunda línea se han beneficiado un total de 52 pymes, con un montante de 1.982.880,46 euros. De esta forma, los tres millones de euros se han repartido entre 82 empresas, dado que el importe máximo de cada subvención, según señalaba la convocatoria, era de 50.000 euros.

La primera de las líneas iba destinada a ayudas a la introducción de nuevas tecnologías, dirigidas a la transformación de las microempresas, pequeñas y medianas empresas culturales y creativas a través de las TIC y la incorporación definitiva al ámbito digital, a través de actuaciones que mejoren su competitividad y productividad o la interrelación con otros sectores económicos, mientras que la segunda eran ayudas para promover el crecimiento y la consolidación de las microempresas, pequeñas y medianas empresas culturales y creativas, fomentando su competitividad y mejorando la comercialización de sus productos y servicios.

Con estas ayudas, la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico buscaba “responder a las necesidades del sector, con una mayor posibilidad de convocatoria por parte de las pymes y que inyectará liquidez al tejido empresarial cultural andaluz, que nos ha trasladado esta necesidad en las reuniones que hemos tenido durante el confinamiento”, según ha concluido la consejera Del Pozo.

 

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*