Opinión



Andalucía termina el año sin lista de espera para trasplante renal infantil  

El equipo de trasplante renal infantil del Virgen del Rocío, el único hospital andaluz autorizado para esta intervención en menores de 15 años, logra un hito en plena pandemia

No hay ningún menor en lista de espera para someterse a un trasplante renal infantil en Andalucía. El equipo de trasplante renal infantil del Hospital Virgen del Rocío, el único en la comunidad que efectúa este tipo de trasplantes en menores de 15 años, acaba de practicar con éxito la última intervención pendiente para cerrar el año a cero en la lista de espera.

Estos profesionales, en colaboración con la Coordinación Autonómica de Trasplantes y la Sectorial de Sevilla y Huelva, han realizado 24 trasplantes infantiles este año. Una cifra histórica no solo por ser la más alta lograda por este equipo gracias a la solidaridad y generosidad de las familias, sino por haberse conseguido en un año en el que la pandemia por Covid-19 ha modificado la actividad asistencial.

En concreto, de estos 24 trasplantes, 22 han sido en menores de 15 años que se han realizado en el Hospital Universitario Virgen del Rocío (15 procedentes de donante fallecido y 7 de vivo). Además, profesionales del Hospital Regional de Málaga han efectuado este año dos más en dos jóvenes de 17 años.

Es importante también poner en valor el trabajo de los pediatras y los equipos de coordinación de los hospitales del sistema sanitario público de Andalucía en la detección de los donantes.

La Consejería de Salud y Familias quiere agradecer la especial generosidad y solidaridad de las familias de los niños donantes en un momento tan doloroso como es la pérdida de sus pequeños.

Según los registros de la unidad de nefrología infantil del Virgen del Rocío, el primer trasplante renal infantil se hizo en 1979 a un niño de 13 años. En un principio fueron los cirujanos vasculares y luego, los urólogos que atendían a los pacientes adultos que requerían un trasplante quienes iniciaron la técnica. En la actualidad, es un trabajo colaborativo entre urólogos de adulto y los urólogos infantiles.

Desde entonces, la técnica se ha ido extendiendo y ha crecido el número de niños llegados de todas las provincias andaluzas hasta que, en 2018 y con 20 casos atendidos, alcanzaron su máximo de actividad.

 

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*