Opinión



Comercio Andalucía afirma que 2020 ha sido un año “nefasto” para el sector

Los comerciantes andaluces insisten en la necesidad de un plan de ayudas directas para el sector

Los comerciantes andaluces han dicho que se está produciendo una reconversión salvaje en el sector, que según sus previsiones puede llegar a destruir un 25% del tejido comercial

La Confederación de los comerciantes andaluces, Comercio Andalucía, ha afirmado que 2020 ha sido un año nefasto para el comercio de cercanía, cuando aun no han desaparecido las consecuencias negativas de la crisis económica de 2008.

Según los comerciantes andaluces, en 2020 se ha producido la tormenta perfecta para un sector que venía de años complicados y para el que el cierre total decretado por el estado de alarma supuso la puntilla definitiva.

Comercio Andalucía ha asegurado que ni siquiera la reapertura, tras el primer estado de alarma, ha sido suficiente para mejorar las ventas del comercio de cercanía, ya que la situación de incertidumbre generada por la Covid-19 ha hecho que el consumo se retraiga y desciendan la facturación a niveles impensables.

En este sentido, los comerciantes andaluces han manifestado que las ventas en el comercio han caído un 50% en el 2020 con relación al 2019, lo que es un dato muy negativo para un sector que es vital para la economía de Andalucía.

Comercio Andalucía ha recordado que un descenso similar ya se produjo en la crisis anterior, aunque no fue en un solo ejercicio sino en el período de 2007 a 2014, por lo que la actual coyuntura puede calificarse de muy virulenta y en muy poco tiempo ha tenido efectos devastadores.

En esta línea, los comerciantes andaluces han dicho que se está produciendo una reconversión salvaje en el sector, que según sus previsiones puede llegar a destruir un 25% del tejido comercial.

Comercio Andalucía está convencida que esta situación es insostenible para una economía como la andaluza, ya que el comercio genera el 23% del empleo, más de 400.000 puestos de trabajo de los que un 60% son ocupados por mujeres, y tiene un volumen de negocio de 85.000 millones de euros, un 11,5 % del PIB de Andalucía.

Por ello, los comerciantes andaluces han insistido en la necesidad de contar con un plan de ayudas directas como la única fórmula viable para reflotar un sector que está compuesto por 140.000 empresas, un 30% del total de empresas que hay en Andalucía, y 170.000 establecimientos.

Por último, Comercio Andalucía ha afirmado que, sin estas ayudas directas, estamos abocados a ver desaparecer el comercio de cercanía tal y como lo conocemos hoy en día, lo que provocará efectos muy negativos en la vertebración y la cohesión social del territorio, tanto de las ciudades como en el mundo ruralimiento de las vacunas a las poblaciones a las que se le administra.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*