Celebrada la reunión del Comité Territorial de Alertas de Salud Pública en la provincia de Huelva

Este órgano técnico determina la adopción de medidas restrictivas en los municipios onubenses tras superar las tasas de incidencia de 500 ó 1.000 casos por cada 100.000 habitantes

Ya el pasado día 14 de este mismo mes Caro mantuvo otra reunión con los alcaldes de la provincia por videoconferencia al objeto de reforzar las líneas de trabajo y colaboración frente a la pandemia

El Comité Territorial de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto de Huelva se ha reunido hoy, lunes 18 de enero, por vía telemática, presidido por la delegada territorial de Salud y Familias, Manuela Caro, para analizar los datos epidemiológicos de incidencia del Covid-19 en la provincia.

Así, este órgano técnico ha propuesto la modificación del anexo del Decreto del Presidente 3/2021, de 15 de enero, incorporando, al superar los 500 casos de incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes, los siguientes municipios en los que se pone en marcha el cierre perimetral: San Bartolomé de la Torre, La Nava, Ayamonte, Aracena, El Almendro, Lepe, Beas, Cartaya, Huelva capital, Minas de Riotinto y Villanueva de los Castillejos.

Asimismo, se declaran en nivel de alerta 4 en su grado 2 porque superan la incidencia acumulada de 1.000 casos por 100.000 habitantes, en los que además del cierre perimetral se ordena el cese de toda actividad no esencial: Calañas, Berrocal y El Cerro de Andévalo.

El Comité Territorial de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto realizará un seguimiento continuo de la situación epidemiológica e informará sobre la necesidad de mantener o modular los niveles de alerta y sus grados según el riesgo sanitario y la proporcionalidad de las medidas.

Las medidas entrarán en vigor a las 00.00 horas del miércoles 20 de enero después de su publicación en BOJA y se mantendrán vigentes durante un periodo de 14 días.

Reunión del pasado día 14

Ya el pasado día 14 de este mismo mes Caro mantuvo otra reunión con los alcaldes de la provincia por videoconferencia al objeto de reforzar las líneas de trabajo y colaboración frente a la pandemia, despejar dudas e inquietudes en torno a la actualidad del Covid-19 y destacar el papel de los ayuntamientos en este ámbito como administración más cercana a los ciudadanos. “Todas las instituciones debemos colaborar y somos parte de la lucha contra el virus”, insistía entonces Manuela Caro.

En la reunión se abordó la evolución de la pandemia desde marzo y la situación epidemiológica actual, las tasas de incidencia y la organización de los cribados poblacionales en los municpios y se insistió en que las tasas de incidencia no son el único criterio epidemiológico para establecer los niveles de alerta o adoptar las medidas, sino que hay que tener en cuenta otros aspectos como la edad de la población, la presencia de residencias de mayores o la situación de los centros hospitalarios. Como ejemplo se puso sobre la mesa los municipios pequeños, en los que se dan incidencias altas por tener poblaciones muy reducidas, “por lo que se deben revisar tanto las tasas como las ratios y ponerlas en su contexto”.

En la reunión también se informó del desarrollo de la campaña de vacunación frente al Covid-19 y se anunció que esta semana se iniciaría la segunda dosis.

Finalmente se abordarón las herramientas que tienen los ayuntamientos para evitar la expansión de la pandemia en sus respectivos municipios, como son el cierre de espacios públicos, las tareas de desinfección y limpieza, la tramitación de sanciones o las labores de control de las policías locales.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*