Salud revisa las infecciones vinculadas a centros sanitarios del SAS para perfeccionar los controles

Las provincias con menor número de casos declarados fueron Córdoba y Huelva

Un profesional sanitario andaluz realizando un análisis en un laboratorio

El Servicio de Vigilancia y Salud Laboral, dependiente de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Familias, ha publicado un informe en el que se analiza la situación epidemiológica de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria (IRAS) y las medidas de vigilancia y control llevadas a cabo en 2019 en los hospitales de Andalucía.

Según el director general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, José María de Torres, “este documento es de gran utilidad para el sistema de vigilancia epidemiológica, ya que nos aporta información sobre las notificaciones de los casos y brotes de IRAS declarados en 2019 y sus correspondientes medidas de control, y nos sirve para evaluar la calidad de los informes finales de los brotes de los hospitales andaluces, así como del sistema de alertas tempranas HAM”.

Las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria (IRAS) son aquellas que se adquieren o desarrollan como consecuencia de la misma, constituyendo un grave problema de salud pública ya que estos pacientes cursan cuadros clínicos más graves, permanecen más tiempo en el hospital y pueden quedar discapacitados o incluso fallecer.

El estudio de las IRAS es complejo y requiere de un abordaje metodológico veraz, sistemático y reproductible. La calidad de la investigación en el ámbito de la epidemiología hospitalaria repercute significativamente en el análisis de los resultados finales y debe ser mejorada.

Desde 2003, los hospitales de Andalucía declaran al Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía, mediante la aplicación Red Alerta, las alertas epidemiológicas identificadas como “Brotes/clúster de infección nosocomial”. A partir de la Orden de 12 de noviembre de 2015 se estableció la lista de Enfermedades de Declaración Obligatoria y de carácter urgente en el área de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria (IRAS).

En Andalucía se está dando un impulso a la vigilancia, prevención y control de las IRAS por Microorganismos Multirresistentes (MMR) mediante la elaboración de un plan estratégico y de acción para reducir el riesgo de selección y diseminación de resistencias a los antibióticos.

Por otro lado, se ha desarrollado una nueva herramienta que facilita la declaración de IRAS en RedAlerta atendiendo a los nuevos protocolos puestos en marcha por el Sistema Nacional de Vigilancia de las IRAS, tales como los casos de IRAS, los brotes existentes, la prevalencia de la infección nosocomial, la infección de localización quirúrgica y las infecciones asociadas a dispositivos en UCIs.

En el informe anual de 2019 se incluye una evaluación de la herramienta HAM (Health Alert Monitoring), un sistema automático de alertas tempranas para la detección e identificación precoz de pacientes con IRAS por multirresistentes en sucesivos ingresos en los hospitales de Andalucía.

Resultados del Informe

Según el informe de la Consejería de Salud y Familias, durante 2019 se declararon 1.009 casos de IRAS en la Red Alerta-SVEA, lo que supuso un incremento del 17,50 por ciento con respecto al año anterior.

Con respecto a los casos declarados, los más frecuentes continúan siendo los causados por Klebsiella spp. Multirresistente (42% de todas las notificaciones), seguido de Staphylococcus aureus resistente a meticilina (16,4%) y Escherichia coli multirresistente (14,9%).

De los 1009 casos, 1.004 se declararon en hospitales frente a 5 casos que se declararon desde Atención Primaria/otros centros (de ellos 4 corresponden a centros residenciales de larga estancia). En cuanto al origen de las IRAS, el 58,47 por ciento se iniciaron en el mismo hospital de ingreso.

Por provincias, Málaga (25,57%) y Granada (23,19%) son las que más casos han declarado en 2019 y las que tienen las tasas más altas de notificación de casos de IRAS por altas hospitalarias. Córdoba y Sevilla han disminuido las notificaciones con respecto al año anterior. En Andalucía, la tasa de declaración fue de 193,11 casos declarados por 100.000 altas hospitalarias. Las provincias con menor número de casos declarados fueron Córdoba y Huelva.

En 2019 se notificaron 313 declaraciones de alertas por caso, frente a las 225 de 2018.

En cuanto a las alertas por brotes de IRAS, en 2019 continúa la tendencia ascendente durante los últimos años con 54 brotes declarados con 353 afectados. La provincia con mayor número de afectados fue Granada, que con 19 brotes notificó 102 casos. La provincia con el menor número de afectados fue Córdoba, con diez afectados en dos brotes.

Con respecto a los microorganismos causantes de los brotes, la mayoría se trata de microorganismos multirresistentes como Klebsiella (16), A. baumannii multirresistente (10) y Serratia marcescens (6).

El lugar de origen de la infección fue en la mayoría de los casos la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de adultos (33,3%), seguida de la UCI pediátrica/UCI neonatal (20,4%) y Medicina Interna (16,7%)

Según el análisis de las notificaciones, la medida de control llevada a cabo con más frecuencia fue el aislamiento del paciente, seguido de desinfección, educación sanitaria e investigación de los contactos.

Conclusiones y recomendaciones

Según se recoge en el informe anual de 2019 se recomienda mejorar la calidad de las declaraciones de todos los hospitales en tiempo y forma, insistiendo en las notificaciones de las medidas adoptadas para su control, así como aumentar las notificaciones de hospitales privados y centros sociosanitarios. Por otro lado, sería importante mejorar la clasificación de los eventos y del perfil de resistencia en la aplicación RedAlerta.

El 65,42 % de las alertas registradas mediante el sistema HAM en Andalucía se encuentran desactualizadas, aunque esto puede deberse en gran parte a la situación generada por la COVID-19. El sistema HAM es una herramienta novedosa que ha demostrado ser útil y eficiente en la vigilancia de las IRAS por microorganismos multirresistentes aunque es preciso identificar las causas que pueden llevar a la no actualización del sistema y continuar con la estrategia de evaluación para garantizar su mejora continua.

Según el Servicio de Vigilancia y Salud Laboral, en 2019 se declararon 1.009 casos de IRAS en establecimientos clínicos andaluces, lo que supone un 17,5 % más que el año anterior

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*