Nueve ONGs de Huelva reciben 217.000 € en ayudas para proyectos de cooperación internacional

Las ayudas van destinadas a la lucha contra la pobreza, la protección de la infancia y las mujeres, la salud y la educación

La Diputación de Huelva ha hecho entrega de las subvenciones de la convocatoria para la realización de actuaciones en materia de cooperación internacional al desarrollo 2020. En total se han destinado algo más de 217.000 euros a nueve asociaciones de la provincia de Huelva para la realización de sus proyectos de cooperación al desarrollo, que ya se están ejecutando.

Las ONGs beneficiarias de las ayudas son Manos Unidas, Busf, Fundación Vicente Ferrer, Moguer Solidaria, Paz y Bien, Ayre Solidario, Ibermed, Sed (Solidaridad, Educacion y Desarrollo) y Madre Coraje.

Para el diputado responsable de Cooperación Internacional, Salvador Gómez, en estos momentos en los que los Objetivos del Desarrollo Sostenible centran las políticas de las administraciones y las instituciones a nivel internacional, “es fundamental reconocer y agradecer el trabajo incansables de las ONGs, la mayor parte en comunidades con bajísimos índices de desarrollo y falta de protección de los de derechos humanos”. Proyectos, según añade, “con los que se consigue dar respuesta a retos fundamentales que plantean los ODS, como el fin de la pobreza, la salud y el bienestar, la educación de calidad o la igualdad de género”.

Gómez ha destacado igualmente el trabajo que estas ONGs llevan a cabo en la provincia de Huelva, “llegando cada día a más pueblos y construyendo una importante red de personas, mayoritariamente voluntarias, comprometidas con su trabajo y con actividades para fomentar la solidaridad”.

De las ayudas concedidas, por sectores a los que se dirigen los proyectos, cabe destacar que este año la mayoría están destinados a mejorar las condiciones de vida de las mujeres y de la infancia, dos de los colectivos más necesitados de protección en los países y comunidades empobrecidos.

Así, por ejemplo, el proyecto de Manos Unidas tiene como objetivo reforzar los mecanismos socio comunitarios para garantizar los derechos de menores de edad vulnerables, víctimas de tráfico y explotación infantil en el departamento de Alibori (Benin). La infancia y adolescencia son también el colectivo beneficiario del proyecto de la ONG onubense Ayre Solidario: el centro para niños de la calle en Khemis (Marruecos), donde se les brinda inclusión y formación para desarrollarse como personas y profesionalmente, sin tener que jugarse la vida intentando llegar a Europa.

Garantizar derechos básicos a la salud y a la alimentación es el objetivo de otras de las intervenciones subvencionadas en la convocatoria, como el programa de Menús Saludables como garantía de consolidación nutricional de la población infantil de hasta 5 años que se recupera de la desnutrición en departamento de Chiquimula, en Guatemala, proyecto que desarrolla la Asociación Paz y Bien. En la misma región de Chiquimula, junto a Jutiapa (Guatemala), Ibermed trabaja para fortalecer las capacidades de las Áreas de Salud para el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Chagas.

Otros dos proyectos van dirigidos a la igualdad y mejora de los derechos de las mujeres. Por un lado, Moguer Solidaria lleva a cabo el acompañamiento a mujeres rurales de Balengbafoussam (Camerún) para la mejora de sus condiciones de vida mediante su cualificación profesional. Y por otro, el proyecto de Madre Coraje para fortalecer las capacidades de las mujeres organizadas de Angaraes (Perú) en el ejercicio de su derecho a la participación para una vida a sin violencia.

El derecho a la educación es el objetivo de la ONG SED (Solidaridad, Educación y Desarrollo) en Korhogó (Costa de Marfil). Y también el de la Fundación Vicente Ferrer, que trabaja en la mejora del acceso a una educación secundaria pública de calidad para colectivos desfavorecidos de comunidades rurales, fomentando la equidad de género.
Bomberos Unidos Sin Fronteras, por su parte, ha recibido la subvención para el fortalecimiento de la gestión integral del riesgo ante desastres naturales en las comunidades rurales del entrono del río Malcatoya, en Granada (Nicaragua).

Por distribución geográfica, la zonas más favorecida por las subvenciones son África, donde se centran cuatro de los proyectos -en este continente están los países con el menor Indice de Desarrollo Humano- junto a Iberoamérica, como viendo siendo habitual, con otros proyectos. A ellos se suma el proyecto de la

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*