Villalba visita las obras del IES La Rábida iniciadas en agosto y que suponen una inversión de 6,2 M de €

La actuación tiene un plazo de ejecución de 26 meses

La delegada territorial de Educación y Deporte, Estela Villalba, ha visitado las obras de rehabilitación y modernización del IES La Rábida de la capital

La delegada territorial de Educación y Deporte, Estela Villalba, ha visitado las obras de rehabilitación y modernización del IES La Rábida de la capital, que se iniciaron el pasado agosto. El proyecto, que fue adjudicado por 6,2 millones de euros, tiene un plazo de ejecución total de 26 meses.

La actuación consiste en la rehabilitación integral, ampliación y modernización del histórico instituto onubense, respetando la protección patrimonial establecida sobre el inmueble, que lo señala con el grado de Protección Integral Monumental (P1) en el Catálogo de Edificios, Elementos y Espacios de Interés incluido en el Plan General de Huelva.

Villalba ha celebrado que “por fin está en marcha un proyecto que llevaba muchos años esperando no sólo la comunidad educativa, sino la ciudad de Huelva y la sociedad en general” y, con ello, “se va a recuperar un monumento que estaba muy deteriorado, manteniendo su uso original, educativo, reformado y modernizado para atender a las futuras generaciones de estudiantes onubenses”.

En este momento, el emblemático edificio se encuentra prácticamente diáfano en su interior, conservando su configuración estructural, pero habiéndose derribado los tabiques y falsos techos. Se está procediendo al refuerzo de forjados y otros elementos estructurales en todas las plantas, así como a la sustitución de las cubiertas existentes, algunas en muy mal estado, y la reparación de patologías.

La nueva disposición de los espacios se adecuará a las necesidades educativas actuales, mejorando sus condiciones de seguridad, habitabilidad y accesibilidad, a la vez que recuperando y poniendo en valor elementos y características arquitectónicas que habían quedado ocultas o camufladas, como los arcos superiores de las ventanas o la altura de los techos. “La idea es mejorar su funcionalidad manteniendo el espíritu original”, ha valorado la delega de Educación.

Asimismo, el actual salón de actos se reconvertirá para su uso como sala multifuncional, de forma que pueda albergar conferencias, espacio de estudio/biblioteca y proyecciones. También se actuará en el archivo del instituto, cuyos fondos tienen un alto valor documental e histórico, para facilitar el acceso para el estudio y consulta de documentos y dotarlo de sistemas de protección contra incendios.

Por otra parte, la actuación incluye la construcción en el exterior de un edificio nuevo que albergará un gimnasio con aseos y vestuarios, así como la creación de un aula de educación especial específica y un aseo adaptado al alumnado con necesidades educativas especiales, con zona de ducha y camilla. Además, se dotará al instituto de dos entradas accesibles que puedan ser utilizadas por personas con movilidad reducida.

Por último, las obras abordarán también la sustitución de carpinterías exteriores, reparación de fisuras y trabajos de pintura y acabados interiores, mejora de urbanización exterior y jardín interior, y vallado de parcela. Asimismo, se renovarán las puertas de madera interiores, que se encuentran en mal estado y serán sustituidas por otras acordes a las normas vigentes de diseño de edificios docentes.

Esta actuación, que cuenta con cofinanciación europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), está incluida en el Plan de Inversiones en Infraestructuras Educativas de la Consejería de Educación y Deporte, que se ejecuta a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación.

El instituto Rábida, fundado en 1856, fue la primera institución de Segunda Enseñanza de la provincia. Por sus aulas pasaron alumnos ilustres como Antonia Arrobas, primera mujer que se matriculó oficialmente en un instituto en España (hace ahora 150 años), el Nobel Juan Ramón Jiménez, Rogelio Buendía, Manuel Siurot, Pedro Gómez, José Caballero, Ignacio Sánchez Mejías y Odón Betanzos, entre otros. El edificio actual fue diseñado por el arquitecto José María Pérez Carasa, y se construyó entre 1926 y 1933.

 

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*