El sector agrario andaluz pide al ministro Planas diálogo sobre el decreto de la PAC o su dimisión

Asegura que la reforma de la PAC supondrá la pérdida del 50% de los fondos para Andalucía y dejará entre 54.000 y 120.000 productores fuera del sistema

Unidad del sector agrario andaluz contra el Real Decreto de transición de ayudas de la PAC

Las organizaciones representativas del sector agrario de Andalucía -Asaja, Coag, Upa y Cooperativas Agro-alimentarias- han pedido al ministro de Agricultura, Pasca y Alimentación, Luis Planas, que se siente a dialogar sobre las ayudas de la PAC o que dimita.

Estas organizaciones agrarias han mantenido hoy una rueda de prensa conjunta en Sevilla para trasladar una imagen de “unidad, sin fisuras”, de “defensa” de los agricultores y ganaderos andaluces “frente al atentado que supone el Real Decreto de transición de ayudas de la PAC, en la que se ha producido una bajada del presupuesto de esta política para España en el marco 2021-2027”.

Las organizaciones han denunciado que el texto, publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 27 de enero, se ha hecho “sin consenso y a espaldas de la principal región agraria de España”. Una comunidad autónoma, la de Andalucía, que representa al 34% de los perceptores de ayudas PAC, en el conjunto nacional, y que aporta cerca del 37% del Valor Añadido Bruto (VAB) agrario a la economía de España.

“Una región, que gracias a su trabajo y apuesta por la agricultura y la ganadería, así como a su potencial productivo ha generado una parte muy importante del presupuesto PAC para España. Una parte del país donde la población ocupada agraria dobla a la del resto de España y Europa (+8% frente al 4%), siendo la principal fuente de empleo en la mitad de los municipios andaluces”, señalan las organizaciones agrarias.

Por tanto, Asaja, Coag, Upa y Cooperativas Agro-alimentarias han afirmado tajantes que Andalucía “no es una región más” y que un cambio “tan brusco” como el aprobado por el Gobierno de España “va a conllevar más desempleo y más pobreza en Andalucía y, por ende, en el conjunto nacional”.

Asimismo, las cuatro organizaciones sostienen que el Ministerio de Agricultura está “mintiendo” a los agricultores y ganaderos “al achacar a Bruselas la brusca convergencia que impone el Ministerio de Agricultura con el citado decreto”. Como explican las organizaciones agrarias, Bruselas recomienda una convergencia gradual del 75%, hasta 2026, pero “el departamento de Luis Planas pretende una del 80% en tan solo dos campañas”.

Por ello, el sector agrario andaluz asegura que este decreto es la antesala de la posición que tomará el Gobierno de España a la hora de distribuir las ayudas de la PAC y consuma la declaración de intenciones del ministro de reducir drásticamente el número de regiones productoras, eliminar los derechos históricos y realizar el reparto de las ayudas bajo un modelo de tarifa plana sin tener en cuenta la rentabilidad de las explotaciones.

Conforme a los datos que manejan organizaciones agrarias y cooperativas, reducir las 50 regiones actuales a las 5 o 7 que pretende el MAPA “supondrá que los más de 232.000 perceptores andaluces pierdan en torno a un 50% de los 1.300 millones de euros que reciben actualmente (pago base + pago verde) y que entre 54.000 y 120.000 agricultores y ganaderos queden fuera del sistema de ayudas”.

En consecuencia, “estamos hablando de un planteamiento que atenta directamente contra Andalucía, una región que por su diversidad agrícola y ganadera alberga hasta 48 regiones diferentes”. Según Asaja, Coag, Upa y Cooperativas Agro-alimentarias, la reducción “drástica” del número de regiones, que propone el MAPA, “minusvalora la diversidad productiva existente en España y en Andalucía”, lo que “provocará importantes redistribuciones de ayudas entre sectores y territorios y una grave pérdida económica para los agricultores y ganaderos de Andalucía y para el empleo agrario”.

Las organizaciones representativas del sector agrario de Andalucía recalcan que la reforma de la PAC “no puede ni debe hacerse a costa de Andalucía y los andaluces”. Igualmente, declaran que esta “unidad sin fisuras, ajena a colores y signos políticos” responde a la defensa “unánime” del sector que ha imperado en la reforma de la PAC, como quedó patente en la declaración institucional con Susana Díaz (PSOE) en 2018 y ahora con el Gobierno de Juanma Moreno (PP) en 2020. “Solo nos mueven los intereses legítimos de los agricultores y los ganaderos, así como el futuro de la economía y el empleo de Andalucía”, han subrayado.

Por consiguiente, a fin de revertir estos preocupantes efectos en el campo andaluz, estas organizaciones agrarias solicitan al ministro de Agricultura la retirada “inmediata” del Real Decreto de transición de ayudas de la PAC; la urgente convocatoria de una mesa de diálogo real, “en la que se escuche a Andalucía, y se estudie y se consensúe con la principal región agraria de España una transición gradual de la convergencia, en base a los estudios de impacto que el Ministerio de Agricultura afirma poseer” y mantener el peso de los agricultores y ganaderos de Andalucía en España y proteger su presupuesto, “al igual que el Gobierno de España así lo defendió ante Bruselas, a fin de mantener la coherencia en el equilibrio entre territorios, la cual ha caracterizado el actual sistema nacional de regiones productivas de España”.

De lo contrario, organizaciones agrarias y cooperativas de Andalucía exigirán la dimisión del ministro Luis Planas.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*