Por qué Huelva necesesita un aeropuerto

Mucho se ha cuestionado estos años la necesidad de un aeropuerto en Huelva, y creo necesario despejar algunas dudas sobre esta disyuntiva.

La provincia de Huelva tiene una ubicación estratégica dentro de la península ibérica, con más de 122 km de costa, ocupando 4 de sus playas el ranking de las más largas de España; Doñana, Playa de Castilla, Nueva Umbría y Mazagón, sumando entre todas ellas casi 70 km de longitud, las cuales nos abanderan como la provincia Española con las mayores playas del país, y además es la provincia de España con más horas de sol anuales, 3.524 h/año. Unas condiciones que deberían haber situado el turismo en la Costa de la Luz a la altura de la Costa del sol, Costa Blanca, Costa Brava o incluso la Costa Dorada, pero la realidad nos relega al vagón de cola de este ranking.

El turismo generó de media en España en 2019 más del 12% del PIB ( sólo el 8% en Huelva), alrededor de 155.000 M€, que supusieron el 13% del empleo del país, casi 3 millones de puestos de trabajo, datos que no repercutieron directamente en Huelva. Nuestra provincia se encuentra limitada principalmente a un turismo local y familiar, con tan sólo 175.000 turistas/año, debido a la falta de infraestructuras de conexión que dificulta la llegada de extranjeros a nuestros municipios, principalmente porque las ciudades más próximas que tienen aeropuerto, Sevilla y Faro (Algarve), buscan ofrecer servicios, y ocio que retengan a los turistas y no salgan fuera, algo comprensible desde un punto de vista comercial, pero claramente insuficiente para mejorar la competitividad de nuestra provincia que podría rondar los 500.000 turistas/año.

La construcción de un aeropuerto en Huelva, ofrecería independencia sobre terceros, pactando un paquete turístico sociocultural en origen, donde ofrecer mucho más que sol y playa, potenciando el turismo de congresos y viajes de empresas (MICE), rutas culturales, gastronómicas, folklóricas e incluso deportivas para atraer no sólo a turistas de temporada de verano, sino amantes del medio ambiente, con más el 80% de la provincia de masa forestal, rutas de trakking, circuitos deportivos para Trail, bicicleta o Triatlon, aficionados a la micología, o simplemente del buen comer, Huelva dispone de una riqueza gastronómica que permite degustarla todo el año.

Sobre el coste del aeropuerto, y basándonos en el proyecto presentado a día de hoy, ronda los 90 M€, una cifra muy por debajo del coste de otras infraestructuras también necesarias para la provincia, y además actuaría como aeródromo para el tráfico de mercancías, el cual permitiría ofrecer una salida comercial e internacional a productos perecederos, como puede ser el marisco fresco o los berries, un complemento perfecto también para el puerto.

En cuanto a los residentes, el precio de un billete a destinos nacionales o incluso europeos, no suele superar los 60-70 € de media, muy parecido al billete de tren a Madrid, pero reduciendo considerablemente el tiempo de viaje, y ofreciendo la posibilidad de viajar a otras ciudades, dentro y fuera del país.

Además de los beneficios de la propia construcción de esta infraestructura, en cuanto a empleo e inversión, el aeropuerto aportaría directa e indirectamente, servicios e industria que reforzarían el escaso tejido productivo de la provincia, incluso serviría de base para iniciar una transición económica muy necesaria y demandada, que nos permita garantizar el futuro de Huelva.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*