Abiertos al público el parque infantil y el recinto canino de las traseras de El Carmen

Parque infantil en las traseras de la barriada de El Carmen

Las traseras de la barriada del Carmen de la capital onubense se encuentran ya completamente rehabilitadas tras la incorporación del parque infantil y el recinto canino, que ya están desprecintados y abiertos al público.

El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, ha visitado esta semana las obras de esta zona, incluidas en la EDUSI (Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado) de Huelva: Regeneración de su Pulmón Verde y Social, con la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), dentro del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible (POCS) 2014-2020. El pasado mes de enero, el Ayuntamiento de Huelva ponía a disposición de los ciudadanos, con las limitaciones que imponía el Covid, unas obras que en la actualidad están completamente en uso tras la incorporación del parque infantil y el recinto canino que ya están desprecintados y abiertos al público.

Cruz se ha mostrado muy satisfecho de unas obras con las que “hemos conseguido recuperar un espacio degradado para ofrecer aparcamientos, parque infantil, área de esparcimiento canino, estabilización de las laderas y alumbrado público, ampliando la zona de servicios de la barriada y haciéndolo con calidad, porque nada más hay que ver aquí a las familias para comprobar que hemos conseguido mejorar los espacios de convivencia, para que los vecinos puedan disfrutar de comodidades y de un mejor hábitat urbano en su propio barrio”. En este sentido, el primer edil ha asegurado que “éste es el gran objetivo de la Edusi, que empezamos precisamente aquí con la rehabilitación de las pistas deportivas de El Ancla, espacios al servicio de los vecinos para provocar un salto de calidad de vida en su día a día”.

Por su parte, Rafael Minayo, presidente de la asociación vecinal, ha señalado que “la gente está encantada con las obras y la prueba es que se están utilizando los nuevos espacios y eso está dando vida al barrio”.

Rehabilitación de las traseras

Tras la rehabilitación de las pistas deportivas de la barriada, se abordó la recuperación de este espacio público que incluye además unos paseos peatonales que garantizan la accesibilidad hasta el Humilladero de La Cinta, visitado por muchos onubenses, además de unos aparcamientos que han venido a paliar uno de los principales problemas de la zona.

El objetivo principal del proyecto ha sido la creación de un gran espacio público en las traseras de la calle Tres Carabelas, habilitando además unos caminos de conexión al Conquero.

Las obras, adjudicadas a la empresa Civilsur, han contado con un presupuesto de más de 170.000 euros para la ampliación de la zona de aparcamientos preexistente, llegando a un total de 84 plazas, cuatro de ellas habilitadas para personas con movilidad reducida. Un espacio donde se garantiza la total accesibilidad, sin barreras arquitectónicas y por ello, al tratarse de una zona en altura respecto a la calle, ha supuesto la rehabilitación de las escaleras preexistentes y la construcción de una rampa, con desarrollo ampliado para ajustar la pendiente a la normativa.

Entre las actuaciones se ha incluido además el reacondicionamiento de la plaza, creando una zona de estancia, entre el aparcamiento y el juego infantil, con bancos, papeleras y una fuente para beber.

La nueva zona de juegos para niños incluye dos conjuntos multijuegos, columpios adaptados para personas con movilidad reducida y balancines, además de suelo de caucho y cerramiento de seguridad. En uno de los extremos de la actuación, junto al decantador de Aguas de Huelva, se ha habilitado el recinto canino, que también incluye bancos y papeleras y un bebedero para los animales.

Los caminos peatonales van pavimentados en adoquín, combinando colores gris y ocre. Partiendo de esta nueva zona, es posible llegar hasta el Humilladero de La Cinta, rodeando las pistas deportivas también rehabilitadas en la barriada, mientras que un segundo camino termina en la cuesta hacia el Santuario, a la altura de las instalaciones que tiene la Escuela Virgen de Belén.

Adquiere especial importancia en el proyecto el apartado de jardinería, que ha incluido el completo ajardinamiento del talud que separa la actuación del cabezo, prolongándose hasta la zona de las pistas deportivas, además de árboles de gran porte para garantizar sombra, arbustos y plantas tapizantes. Llevando a cabo asimismo la renovación completa del alumbrado público.

Laderas del Conquero

A continuación, la intención del Ayuntamiento de Huelva es seguir trabajando en las laderas del Conquero, mediante la rehabilitación del mirador superior y la Fuente Vieja. Ya está en marcha una primera fase, centrada en trabajos de urbanización y estabilización del terreno, con la que se pretende incorporar las infraestructuras precisas para consolidar y afianzar una superficie complicada, al tratarse de las laderas del cabezo, además de habilitar los caminos y recorridos que garanticen la total accesibilidad, para poder llegar a estos enclaves que, en sucesivos proyectos, se dotarán del equipamiento necesario para favorecer su uso y disfrute.

El objetivo final del Ayuntamiento de Huelva es recuperar este emblemático e incomparable enclave de la ciudad, y que la barriada de El Carmen se convierta en su puerta de entrada, pero para ello, es preciso garantizar su seguridad y accesibilidad antes de ponerlo en valor desde el punto de vista histórico, paisajístico, patrimonial y medioambiental.

Por ello, en la primera fase, actualmente en marcha, se observan dos áreas de intervención en las que se hará una inversión aproximada de 370.000 euros. Una de ellas se centra en la cornisa superior del cabezo del Conquero, donde en actualidad se sitúa la antena de telecomunicaciones, para eliminar el deteriorado cenador abandonado en un espacio libre sin urbanización y convertirlo un área estancial y mirador privilegiado de la ciudad.

En cuanto al ámbito relativo a la Fuente Vieja y el entorno del acueducto hasta su conexión con la finalización de la calle Menéndez Pelayo, con la intención de poner en valor su contenido arqueológico y natural, el proyecto persigue en esta primera fase posibilitar la accesibilidad de los ciudadanos y el encauzamiento del agua que mana de la fuente. Asimismo, se rehabilitará la antesala de acceso que conforma el tramo final de la calle Menéndez Pidal, a modo de plaza. De igual modo, el proyecto incluye a nivel básico, para un desarrollo posterior, la conexión en este punto, entre las partes baja y alta, mediante caminos sobre el terreno existente, o mediante la incorporación de pasarelas.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*