Sanidad analiza en un estudio poner Pfizer a personas que han recibido una dosis de AstraZeneca

Vacunas contra la Covid-19 de Pfizer-BioNTech

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) ha lanzado el estudio ‘CombiVacs’, que evaluará la posibilidad de administrar una dosis de la vacuna contra la Covid-19 de Pfizer-BioNTech en personas que han recibido previamente solo una dosis de AstraZeneca.

En concreto, este ensayo clínico fase 2, comparativo, randomizado y adaptativo evaluará la seguridad e inmunogenicidad de esta opción, tras la decisión de vacunar con AstraZeneca solo a mayores de 60 años por la aparición de eventos trombóticos en menores de esta edad. Esta restricción ha provocado que muchos menores de 60 años que habían recibido ya una dosis de AstraZeneca no pudieran recibir la preceptiva segunda dosis.

La directora del Instituto de Salud Carlos III, Raquel Yotti, ha detallado que el ensayo se realizará en cinco hospitales españoles: La Paz de Madrid, el Clínico San Carlos de Madrid, el Vall d’Hebron de Barcelona, el Clinic de Barcelona y el Cruces de Vizcaya. El Centro Nacional de Microbiología, por su parte, participará como laboratorio central del estudio.

Yotti ha reivindicado que se trata de “uno de los primeros ensayos clínicos que analizarán la seguridad e inmunogenicidad de este tipo de pautas combinadas”. La evidencia científica generada será de gran valor para las autoridades sanitarias españolas, y muy probablemente a nivel internacional”, ha destacado.

Por su parte, Jesús Antonio Frías Iniesta, coordinador de la red de investigación clínica del Instituto de Salud Carlos III (SCREN) y jefe de Servicio de Farmacología Clínica del Hospital Universitario La Paz ha avanzado que se reclutará a 600 pacientes de diferentes grupos de edad y regiones de España que han recibido una sola dosis de AstraZeneca. Se les dividirá en dos grupos: uno de 200 que recibirá la dosis “inmediatamente” y otro de 400 que la recibirán tras 28 días. Tras recibir la vacunación, serán evaluados a los tres, seis y doce meses para comprobar los efectos.

El objetivo es poner en marcha “rápidamente” el ensayo: “Si es posible ponerlo en marcha la semana que viene”. Según el experto del ISCIII, el fin es tener una conclusión antes de que pasen las 12 semanas que están pautadas entre la primera y la segunda dosis de AstraZeneca, para afrontar la vacunación con este colectivo con mayores evidencias científicas.

Al respecto, el jefe del Departamento de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), César Hernández, ha lanzado un “mensaje de tranquilidad” a las personas que están a la espera de la segunda dosis: “No se preocupen. El nivel de protección se va a mantener, no se va a agotar en un día”. Así, ha insistido en que están “bastante tranquilos” en que la inmunidad que se genera en esas 12 semanas “se puede mantener y esa población está protegida” frente a la Covid-19 sintomática, la hospitalización y la muerte.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*