250 familias de Mozambique logran acceso al agua de la mano de Madre Coraje y la AACID

El proyecto que enmarca este logro cuenta con la participación de seis comunidades de los distritos de Mapai y Chigubo afectadas severamente por las sequías

La perforación de gran profundidad en Chipimbe ha sido un auténtico revulsivo para la población. También se está planificando la construcción de sistemas de almacenamiento de aguas pluviales y de letrinas
Un total de 250 familias de las comunidades mozambiqueñas de Chipimbe y Matxendjele disponen ya de acceso al agua tras las acciones de perforación y mejoras de las infraestructuras llevadas a cabo bajo el marco del proyecto ‘Contribuir a garantizar el derecho al agua y a la alimentación en tiempos de sequía en las comunidades de los distritos de Mapai y Chigubo’ que la ONG para el Desarrollo Madre Coraje y la Asociación para el Desarrollo de las Comunidades Rurales ADCR han puesto en marcha con la financiación de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID).
Este proyecto, que continuará hasta 2022, cuenta con la participación de más de 1.000 familias de seis comunidades de los distritos de Mapai y Chigubo que llevan sufriendo severas sequías desde 2016, fruto del impacto del cambio climático. A la situación de escasez de agua, hay que sumarle las consecuencias de la pandemia mundial por la Covid19 y las secuelas que dejó el paso del ciclón Eloise a principios de 2021.
“La perforación de gran profundidad en Chipimbe ha sido un auténtico revulsivo para la población. También se está planificando la construcción de sistemas de almacenamiento de aguas pluviales y de letrinas”, explica Gloria Díaz, Responsable de Ayuda Humanitaria de Madre Coraje.
Cuando el proyecto finalice se espera que todas las familias dispongan de agua limpia, saneamiento y una alimentación equilibrada y variada durante todo el año. Además, se está trabajando también en el empoderamiento de las mujeres y en la formación en gestión de riesgos de los principales actores públicos locales para construir una cultura de prevención.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*