Se aconseja elegir en los viajes una agencia fiable y adherida al Sistema Arbitral de Consumo

La Junta de Andalucía recuerda a los usuarios que es imprescindible exigir un contrato formalizado por escrito a las agencias de viaje

El fin del estado de alarma, el progresivo avance de las vacunaciones y la apertura de territorios y fronteras ha supuesto la reactivación del sector

La Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía hace una serie de recomendaciones esenciales a las personas usuarias que estén organizando algún viaje para las próximas semanas, destacando entre ellas que, siempre que sea posible, se escoja una agencia de viajes adherida al Sistema Arbitral de Consumo.

Entre los sectores más perjudicados por el COVID-19, con las restricciones de movilidad tanto dentro del país como internacional derivadas de la pandemia, ha estado el de las agencias de viajes, y no ha sido hasta la primavera del presente año cuando la incertidumbre en estos establecimientos ha comenzado a despejarse.

El fin del estado de alarma, el progresivo avance de las vacunaciones y la apertura de territorios y fronteras –en el segundo caso, a expensas del certificado Covid digital– ha supuesto poco a poco la reactivación de la actividad comercial, traduciéndose en un paulatino aumento de las reservas en agencias de viajes.

Desde la Dirección General de Consumo, centro directivo dependiente de la Consejería de Salud y Familias, se destaca la excelente noticia que supone el inicio de la recuperación del turismo, así como el impulso de la actividad en las agencias de viaje, que comprenden aquellos establecimientos que brindan servicios de mediación en la prestación de servicios turísticos, así como de organización y comercialización de viajes combinados.

Distintivo de calidad

Ante este repunte de la actividad, específicamente en las reservas de viajes, Consumo Responde insiste en que, para hacer la reserva, los usuarios y usuarias opten por una agencia de viajes adherida al Sistema Arbitral de Consumo, ya que es un distintivo de calidad y proporciona una garantía adicional en una posible reclamación, así como que dicha agencia cuente con buenas referencias. Por otro lado, toda agencia que ejerza su actividad en territorio andaluz deberá estar inscrita en el Registro de Turismo de Andalucía.

Además, es imprescindible exigir un contrato formalizado por escrito a la agencia, el cual vinculará a la organizadora o detallista con la persona usuaria, así como conservar todo documento que acredite la reserva (impreso, captura de pantalla, etc.).

Consumo Responde recuerda que la agencia es una de las vías más habituales de contratación de viajes, y pueden intervenir diversos factores que desemboquen en una cancelación de los mismos. Solamente si es por una causa de fuerza mayor la persona usuaria tiene el derecho de que le sea devuelto el importe íntegro, si bien la agencia tiene la posibilidad de reclamar gastos de gestión, así como una penalización, cuyo importe variará –del 5% al 25%– en función de la antelación con la que se haya comunicado dicha cancelación. La persona usuaria tendrá que abonar el total del importe si no realiza el viaje sin comunicárselo a la agencia de viajes.

Si existiera alguna incidencia con el servicio ofrecido, siempre cabrá la posibilidad de reclamar mediante la Hoja Oficial de Quejas y Reclamaciones, que deberá estar siempre a disposición de las personas consumidoras y usuarias.

Consumo Responde

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página www.consumoresponde.es, del correo consumoresponde@juntadeandalucia.es; y de los perfiles de Twitter (@consumoresponde) y Facebook (www.facebook.com/consumoresponde).

También se puede recibir asesoramiento en los Servicios Provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Familias presentes en todas las capitales de provincia, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC), y en las organizaciones de personas consumidoras y usuarias.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*