Bareca rechaza nuevas restricciones en hostelería y dice que el problema son “los botellones sin control”

Asegura que las limitaciones suponen "un nuevo revés" a la economía de sus negocios

Terraza de un establecimiento hostelero de Huelva

Las nuevas medidas de la Junta de Andalucía que conllevan nuevas restricciones en el sector de la hostelería ha sido un detonante en la Asociación Provincial de Bares y Cafeterías de Huelva (Bareca) cuyos asociados han rechazado las mismas entendiendo que van a ser “un nuevo revés” a la economía de sus negocios. Advierten, sin embargo, que el auténtico problema radica “en los botellones que se extienden a lo largo de nuestros pueblos y ciudades sin control alguno”.

“El hecho de no poder admitir clientes ni ofrecer servicios en los bares a partir de las 00.00 horas, no es la mejor medida para seguir reactivando el sector de la hostelería que lejos de ser un foco de propagación está actuando con ejemplaridad, cumpliendo con la normativa vigente” se asegura desde Bareca, cuyo presidente, Rafael Acevedo, es crítico con la nueva situación “porque hace recaer toda la responsabilidad en la hostelería no es de justicia ya que llevamos más de un año aguantando estoicamente con dificultades y situaciones límites”.

“Cualquier medida debe ir acompañada de las ayudas necesarias al sector”, insiste Acevedo que habla en nombre de los hosteleros de nuestra provincia que han acogido con malestar la última orden de la Junta de Andalucía “porque viene a dar al traste con los avances que habíamos conseguido en los últimos meses, reanimando, en cierta medida, al sector que de nuevo se ve abocado a dar un paso atrás”

Desde Bareca se asegura que las nuevas limitaciones “son muy difíciles de entender en un momento en el que la luz al final del túnel está cada vez más cerca”, imponiéndose restricciones mucho más graves que las que había incluso con una situación sanitaria mucho más grave”.

En Bareca con esta nueva situación se observa una “falta de consideración” hacia un sector que “ha venido haciendo ímprobos esfuerzos por colaborar en evitar la propagación de la Covid, sintiéndose ninguneados por la Administración cuando ésta debería, sin embargo, ejercer un control férreo sobre los botellones que es ahí donde sí realmente se está creando un foco de propagación muy preocupante”.

Por último, desde Bareca se hace un llamamiento a las fuerzas políticas para que tengan en cuenta que esta campaña de verano “va a ser decisiva para la subsistencia de muchas empresas”. Por tanto, “medidas como la mayor subida histórica de la luz en nuestro país, incrementando los gastos energéticos, así como de los carburantes con repercusión en los gastos en materias primas y logísticos, junto a las limitaciones horarias establecidas no hacen más que agravar la situación, lejos de mejorarla”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*