Casi el 40% de las inspecciones de Consumo se centra en los productos industriales a la venta

Uno de los productos examinados a conciencia, con ensayos en laboratorio, son las gafas de sol ofertadas en el mercado
El Plan de Inspección de Consumo 2021 de la Junta de Andalucía, en el ámbito de los productos industriales, comprende la ejecución a lo largo del presente ejercicio de nueve campañas y más de 2.000 actuaciones, y la campaña que recoge el grueso de todas las actuaciones previstas es la que se refiere al ‘Control general de información, calidad y seguridad de productos industriales’. Al abarcar un abanico amplísimo de productos, solamente esta campaña de inspección aglutina más de 860 actuaciones (cerca del 40% del total) en la comunidad autónoma.

Con esta campaña de control general, los servicios provinciales de consumo persiguen verificar el cumplimiento de los requisitos obligatorios del etiquetado, de información y de seguridad, controlar las exigencias esenciales de calidad y seguridad industrial que les son de aplicación, y adoptar las medidas preventivas, sancionadoras o ambas, si se hubiera producido algún incumplimiento.

Además de esos 800 controles de etiquetado, la campaña de inspección también incluye, en una primera fase, la toma de 60 muestras de productos para su ensayo en un laboratorio, con el objetivo, principalmente, de descartar que el producto tenga algún defecto que afecte a la seguridad de los consumidores a los que va destinado. En concreto, se van a analizar en laboratorio exprimidores de cítricos, gafas de sol, lanas, ovillos para labores, bovinas, prendas infantiles con cordones para menores de 14 años, rollos de papel para horno para uso alimentario y vajillas infantiles.

Si se detectase algún incumplimiento que afecte a la seguridad del producto, el mismo se incluiría en la Red de Alerta de productos de Consumo, un Sistema de Intercambio Rápido de Información que actúa para la retirada de los productos inseguros del mercado.

En el marco de esta Campaña de Inspección está previsto que se comprueben a la adecuación a la normativa de productos como accesorios del hogar, automóviles y accesorios, productos relacionados con las comunicaciones, cueros y similares, electrodomésticos, equipos de protección individual, joyería, material de informática, material eléctrico, materiales de construcción, muebles, productos de ocio y productos textiles.

En concreto, por parte de la Inspección de Consumo se va a verificar que el producto se presenta etiquetado, que los datos obligatorios aparecen con caracteres claros, bien visibles, indelebles y fácilmente legibles por el consumidor, que la información del etiquetado figura, al menos, en castellano, que en el mismo se identifica al responsable del producto y su domicilio, que se indica la denominación del producto, que figuran los datos de composición, que en el producto figuran instrucciones, advertencias o consejos para su instalación, uso y mantenimiento, manejo o manipulación, y otras cuestiones exigidas por la normativa aplicable.

Consumo Responde

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web www.consumoresponde.es, del correo electrónico (consumoresponde@juntadeandalucia.es); del perfil de Twitter y el de Facebook (www.facebook.com/consumoresponde).

También se puede recibir asesoramiento en los servicios provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Familias presentes en todas las capitales de provincia, así como en las oficinas municipales de información al Consumidor (OMIC), y en las organizaciones de personas consumidoras y usuarias.

El trabajo de los inspectores consiste en verificar la correcta información del etiquetado y en la toma de decenas de muestras para someterlas a un examen de calidad en laboratorio

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*