El Gobierno promete una rebaja de la factura de la luz del 30% mensual hasta final de año

La eléctricas tendrán que devolver 2.600 millones de euros hasta marzo para abaratar el recibo de la luz

La ministra dice que la reducción esperada en la factura no se reflejará en los precios mayoristas que se publican cada día, que seguirán subiendo

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha anunciado que las medidas aprobadas este martes para combatir las continuas subidas del precio de la luz permitirán rebajar la factura una media del 30% mensual hasta final de año. Ha dicho que entre las medidas que más contribuirán a esta rebaja se encuentran la reducción del IVA al 10% (que en cambipo no se prorrogará para el gas), la suspensión del impuesto del 7% a la generación eléctrica, el descuento del impuesto de la electricidad al 0,5% o la contribución esperada de 2.600 millones de euros por parte de las eléctricas procedente de los denominados ‘beneficios caídos del cielo’.

Además, a todo esto se suma un proyecto de ley que actualmente está en tramitación en el Congreso para minorar también el CO2 a las empresas que producen electricidad pero no generan emisiones contaminantes y, sin embargo, se ven beneficiados por los derechos de emisión. Este concepto, dice la ministra, minorará la factura un 13% y el Gobierno ya ha pedido tramitarlo con urgencia.

La ministra dice que la reducción esperada en la factura no se reflejará en los precios mayoristas que se publican cada día, que seguirán subiendo, dados los desajustes en el mercado internacional del gas, no solo en España sino en el resto de países europeos.

Las eléctricas tendrán que devolver 2.600 millones de euros hasta marzo para abaratar el recibo de la luz

Debido a que las eléctricas tendrán que aportar los 2.600 millones de euros que proceden de cobrar todas las energías al precio más caro -el del gas-, Ribera ha pedido a las compañías que entiendan que se trata de medidas excepcionales.

En este sentido ha dicho que “tomarán las acciones que estimen oportuno tomar”, pero Ribera ha trasladado la confianza del Ejecutivo en que esta minoración es compatible con el marco comunitario y no teme una posible judicialización por parte de las compañías eléctricas.

  • REDUCCIÓN DE IMPUESTOS

Una grandes medidas incluidas en este decreto es la rebaja al 0,5% del Impuesto Especial sobre la Electricidad actualmente en el 5,1%, que es el mínimo permitido por la regulación comunitaria. Al ser un impuesto cedido a las comunidades autónomas, el Ejecutivo analizará el impacto sobre los recursos de financiación autonómica para ver si es necesaria la aplicación de medidas compensatorias.

En materia de impuestos también se ha prolongado hasta fin de año la suspensión del Impuesto sobre el Valor de Producción de Energía Eléctrica, que grava con un 7% a la generación, y se ha aumentado en 900 millones de euros la aportación de la recaudación de las subastas de CO2 destinada a cubrir costes del sistema eléctrico, hasta los 2.000 millones durante el ejercicio.

  • TOPE DEL 5% A LA TUR DEL GAS

Se limitará la tarifa regulada de gas natural con un tope de alrededor del 5% durante cada uno de los dos siguientes trimestres, y se incentivarán las subastas de compra de energía a largo plazo, un mercado que está sin desarrollar en España y el decreto prevé darle mayor liquidez, beneficiando así al tejido industrial en plena recuperación económica.

El Ministerio para la Transición Ecológica aprobará un calendario para estas subastas y la primera tendrá lugar antes de que acabe el año. Iberdrola, Endesa, Naturgy y EDP ofertarán 15.830 GWh, equivalentes al 6,3% de la demanda eléctrica nacional en 2020.

  • SE PROHÍBEN LOS CORTES POR IMPAGO

Respecto a la vertiente social, el decreto crea un suministro mínimo vital para consumidores vulnerables con Bono Social Eléctrico que permitirá extender durante seis meses adicionales a los cuatro ya existentes la prohibición de interrumpir el servicio por impago, garantizando una potencia mínima de 3,5 kW durante ese periodo.

La última de las ocho medidas alude a una modificación del texto refundido de ley de aguas, que fijará nuevas variables y reservas mínimas almacenadas para evitar impactos indeseados en medio ambiente, al mismo tiempo que se considera el desarrollo de actividades económicas sostenibles ligadas a dinamización de los municipios.

  • AHORRO DEL 24,5% AL 47,2% DE LA PARTE REGULADA DE LA FACTURA

Todas estas medidas se suman a la actual reducción del IVA en vigor desde junio, que pasó a ser del 21% al 10%. El objetivo último del Gobierno es abaratar el recibo de la luz para los consumidores, y que en 2021 se pague, como mucho, lo mismo que se pagó en 2018, unos 600 euros anuales para un consumidor medio.

Así, el Gobierno calcula que este plan de choque permitirá rebajar en una horquilla que abarca desde el 47,2% (para los hogares) hasta el 24,5% (para la industria).

UGT ve insuficientes las medidas aprobadas para rebajar la luz y pide un plan de choque

La Unión General de Trabajadores (UGT) valora las medidas aprobadas este martes por el Consejo de Ministros en materia energética para abaratar el precio de la luz, pero cree que aún resultan insuficientes ante el extremado repunte de los precios.

El sindicato cree que el Gobierno tiene margen suficiente dentro del mercado eléctrico para adoptar un plan de choque más profundo y mantener activo el escudo social ante “estos abusos”.

Por eso UGT reclama al Ejecutivo y a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que aceleren la toma de medidas eficaces, ambiciosas y suficientes que reduzcan el precio de la electricidad y aliviar así la situación de los hogares, especialmente los más vulnerables.

Para UGT, el bono social eléctrico y térmico, tal y como está regulado actualmente, no llega a todas las personas que lo necesitan y considera que se debe modificar para que las familias puedan afrontar los gastos.

El sindicato cree que es imprescindible acometer una reforma fiscal de la energía por lo que se debe eliminar por ejemplo, el impuesto eléctrico, un impuesto anacrónico que tuvo su origen en las ayudas al carbón y que, a pesar de que hace tiempo desapareció su primitiva función, se ha convertido en una forma fácil de recaudación a través de la factura.

Además, ve necesario modificar de forma permanente la reducción del IVA del 21% al 10%, medida que supondrá una disminución de la recaudación que debe ser complementada con el incremento de los impuestos directos a las rentas más altas y a las empresas que obtienen mayores beneficios.

Finalmente, considera fundamental la creación de una empresa pública de la energía que regule un sistema de precios justos y sostenibles. Además, ve necesario el impulso de una estrategia de lucha contra la pobreza energética y un plan de vivienda que renueve viviendas y edificios, para incrementar la eficiencia energética; y un nuevo modelo energético más sostenible, justo, equitativo, democrático y ciudadano.

La eléctricas tendrán que devolver 2.600 millones de euros hasta marzo para abaratar el recibo de la luz

El Gobierno ha aprobado un Real Decreto Ley para rebajar el precio de la factura de la luz que obligará a las compañías eléctricas a devolver parte de los beneficios extraordinarios que obtienen al repercutir sobre las centrales de generación de electricidad los costes de gas que no soportan, un importe que el Ejecutivo estima en 2.600 millones de euros.

Ésta es una de las ocho medidas que el Consejo de Ministros ha aprobado este martes para frenar la escalada de los precios energéticos.

La minoración de los denominados ‘beneficios caídos del cuelo’ no será permanente, sino que solo se mantendrá hasta marzo de 2022, momento en el que el Gobierno espera que concluya el actual ‘rally’ en el precio del gas. Así, el Ejecutivo incide en que se trata de una medida temporal y extraordinaria para amortiguar una situación “excepcional y sin precedentes”.

No obstante, solo tendrán en cuenta los beneficios por encima de los 20 euros/MWh y solo se detraerá el 90% de los ingresos extraordinarios.

Las compañías eléctricas lo tendrán que devolver a un fondo gestionado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que es el organismo encargado de trasladar este recurso financiero adicional a la factura de la luz para reducir cargos.

 

Ribera confía en que las eléctricas “entiendan que se trata de medias excepcionales en momentos excepcionales” y no acudan a los tribunales

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*