Vino y fandango maridan en la 60 Fiesta de la “vendimia de la esperanza”

Dedicada al fandango de Huelva, tuvo a Arcángel como Capataz de Honor

Autoridades e invitados brindan tras el nacimiento del nuevo vino

El rito de Nacimiento del Vino se volvió a cumplir en la 60 Fiesta de la Vendimia del Condado; “la vendimia de la esperanza”, como así la ha calificado la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, quien ha participado en este tradicional acto dedicado en esta ocasión al fandango de Huelva, recientemente declarado Bien de Interés Cultural. Por eso, la Fiesta hizo un recorrido por la provincia y su fandango en las voces de Jeromo Segura, Ana de Caro y Pedro Luís Martínez Gil, que fueron acompañados por las guitarras de Manuel de la Luz y de Sergio Gallardo.

El alcalde de La Palma del Condado, Manuel García Félix, recordó la dificultad de gestionar la crisis sanitaria pero “La Palma en el momento más vulnerable no ha dejado de latir”. Apostilló que la celebración de la Fiesta de la Vendimia es un signo de la recuperación de parte de la normalidad y que su dedicación al fandango de Huelva es “reconocer su gran valor al canto popular andaluz”.

El regidor recordó a aquellos cantaores palmerinos que prodigaron el fandango, como Eufrasio, Juan Calle “el Moloyino”, Miguel Ángel Pichardo, Conrado, Manuel González “el pelúo” o los actuales Pepe Barragán, Pepe Villalba, Nati Ávila o Francisco Caro, por eso adelantó que el Ayuntamiento rotulará una plaza como Peña Flamenca de La Palma. Añadió que el fandango es el palo del flamenco con más variedad de estilos, “casi setenta y que por ello nos sentimos inspirados por esa identidad que a todos nos acoge”.

De Arcángel, como Capataz de Honor de esta vendimia, dijo que “pese a su edad es ya un clásico, un trueno de genio y de sabiduría flamenca”. Y del mantenedor del acto, el periodista y flamencólogo Manuel Curao lo calificó de “toda una autoridad en la materia”.

Arcángel y el alcalde de La Palma depositan el vino en la bota de roble

El alcalde alabó que en La Palma surjan nuevas inquietudes bodegueras, señalando que “están ya elaborando vinos nuevos, rescatando uvas nuevas como la Mencía” y agradeció a la Consejería de Agricultura “por su compromiso con nuestros bodegueros en tiempos tan decisivos”.

Por su parte, Patricia del Pozo manifestó sentirse “emocionada”, porque esta celebración es un signo de que la pandemia está pasando y “asistimos a una Fiesta de la Vendimia llena de luz y esperanza para toda Andalucía”. Habló de Arcángel como “un ángel del flamenco, con una voz prodigiosa, y su compromiso permanente por su difusión, un arte universal que tenemos la suerte de tener en Andalucía”. Calificó de fusión celestial la unión entre vino y flamenco que se estaba produciendo en este acto que “proporciona además en esta edición una oportunidad para el reencuentro, una vuelta a la vida, la misma que se expresa en el ritual del nacimiento del Vino de esta comarca onubense”. Reivindicó el fandango, su protección y adelantó que “con este acto también ponemos un gran broche de oro a una semana que ha sido clave para la cultura en Andalucía, el martes llevamos el anteproyecto de ley sobre el flamenco”.

El mantenedor del acto, el flamencólogo y periodista Manuel Curao hizo un recorrido por la historia del fandango de Huelva “que nace en una tierra de aguardientes, Alosno”. Alabó la labor de las peñas flamencas para la difusión del mismo y que Huelva ha aportado a muchísimos artistas de este género.

Arcángel recibió de manos del alcalde la Venencia de plata, obsequio de su nombramiento como Capataz de Honor de esta Fiesta de la Vendimia. Recordó cómo de niño frecuentaba la Peña de la Orden “con muchas ganas de aprender”. Tuvo recuerdo para sus padres y dijo que le producía mucha tristeza que la gente no preste atención a lo que tiene cerca, “admitimos más el éxito de foráneo y rechazamos el éxito que nos rodea, tenemos que ser capaces presumir con orgullo de lo que tenemos”. Después de la pandemia el fandango lo califica como canto de esperanza y que el vino y el fandango son dos “valores que nos representan”. Por último sentenció que “estaré ahí siempre que el fandango me necesite”.

Uno de los momentos emotivos de la Fiesta fue la llegada de Nuestra Señora de Guía, Patrona de los labradores y de los campos de La Palma, al son de un Ave María interpretado magistralmente por Ana de Caro. Ante la falta este año de Reina de la Vendimia y su corte de honor, procedieron al acarreo de la uva bodegueros palmerinos y autoridades asistentes.

Ante la sagrada imagen se bendijo la uva que fue llevada ante el hombre de la faena, quien poco a poco fue girando la moledora del lagar. Y de esta manera nacía el nuevo vino entre repique de campanas y fuegos artificiales que anunciaban a todo el Condado de Huelva la buena nueva. Seguidamente el alcalde de La Palma y Capataz de Honor depositaron el nuevo vino en la bota de roble. Con el brindis de todos los presente finalizó el acto.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*