Desarticulada en Huelva una red criminal de trata de seres humanos para la explotación sexual

Las mujeres eran captadas en sus países de origen con falsas ofertas de trabajo

La organización criminal contactaba con los clientes mediante anuncios de páginas de contactos en Internet

La Guardia Civil ha procedido a la detención de una persona y a la investigación de otras dos más en el marco de una operación policial desarrollada entre los meses de junio y septiembre en las provincias de Huelva, Sevilla y Lleida y ha desarticulado una organización criminal dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

Los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de varios pisos, repartidos en las provincias Andaluzas de Huelva y Sevilla, donde los integrantes de la organización criminal dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, tenían alojadas a mujeres extranjeras que eran obligadas a ejercer la prostitución con clientes, que contactaban con ellas mediante anuncios de páginas de contactos en Internet.

Las mujeres eran captadas en sus países de origen, especialmente en zonas rurales deprimidas, mediante ofertas de trabajo engañosas y una vez que éstas llegaban a España, eran trasladadas a los pisos donde, con la obligación de saldar la deuda contraída con la organización delictiva, las mujeres se veían abocadas a mantener relaciones sexuales con hombres, que frecuentaban dichas viviendas prácticamente durante las 24 horas del día.

Fruto de la intensa labor llevada a cabo por los agentes pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Huelva, con la colaboración de agentes especializados en trata de seres humanos de Madrid y componentes de este mismo Cuerpo pertenecientes a la Comandancia de Lleida, se ha podido poner a salvo a cinco víctimas, una de ellas menor de edad y desarticular la red que las explotaba, culminándose con la detención del cabecilla y la investigación de dos de sus colaboradores más cercanos.

Los detenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente.

La trata de seres humanos en cualquiera de sus formas, es calificada como la esclavitud del siglo XXI, por ello la Guardia Civil, tiene actualmente entre sus principales objetivos, en el marco de los planes de actuación contra la delincuencia organizada, la persecución de este tipo de delitos, que causa gran sufrimiento entre sus víctimas, especialmente mujeres y niñas.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*