Reino Unido invierte 131,9 millones de € en Andalucía en el primer semestre de 2021

El total de la inversión británica en lo que llevamos de año en España asciende a un total de 895 millones de euros

La percepción del clima para hacer negocios en España de las empresas británicas mejora con respecto a 2020: dos de cada tres valoran positivamente ese clima, en contraste con el 27% de hace un año

Reino Unido invierte 131,9 millones de euros en Andalucía en el primer semestre de 2021

La Cámara de Comercio Británica en España, entidad centenaria y única organización empresarial independiente hispano-británica en nuestro país, ha presentado los datos de su VII Barómetro sobre clima y perspectivas de la inversión británica en España, desarrollado conjuntamente con Analistas Financieros Internacionales (Afi).

Pese a que esta cifra es un 11% inferior a los 1.004 millones de inversión británica en España en la primera mitad de 2020, esta inversión sigue siendo eminentemente productiva, muy diversificada y caracterizándose por la escasez de desinversiones. Y, si la analizamos desde que la votación del Brexit, se ha mantenido en unos volúmenes parecidos a los de la etapa previa, con una inversión total de 17.841 millones de euros desde el tercer trimestre de 2016.

En materia de flujos de Inversión Extranjera Directa (IED), en un contexto marcado todavía por la pandemia pero ya con el Acuerdo de Comercio y Cooperación entre la Unión Europea y Reino Unido en vigor, entre los meses de enero y junio Reino Unido se mantuvo como el tercer país que más ha invertido en España, con 895 millones y por detrás de Francia y Estados Unidos.

Por regiones, destaca especialmente el compromiso de los inversores británicos con Andalucía, habiendo recibido una inversión en el primer semestre de 2021 de 131,9 millones de euros. Así, la comunidad duplica en un año los flujos de IED británicos recibidos, y es que, en el VI Barómetro Andalucía recibió un total de flujos acumulados (2014 – 1S20) de 412 millones de euros, cifra que aumentó notablemente hasta los 893,8 millones de euros en los últimos datos disponibles (2014 – 1S21). Asimismo, la representación británica en la región aumentó en 7,4 puntos porcentuales, desde el 12% hasta el 19,4% del total de la IED recibida.

Por sectores, los principales destinos de la inversión británica en España en la primera mitad del año han sido el sector energético, con 221 millones de euros; el de alimentación, con 129,9 millones, y, a mayor distancia, el inmobiliario (99,9 millones) y el de la construcción (94,8 millones)

La secretaria de Estado de Comercio ha incidido en la solidez de las relaciones comerciales y de inversión entre España y Reino Unido. “Reino Unido continúa siendo un socio estratégico para España y el Acuerdo de Libre Comercio y Cooperación entre la UE y Reino Unido genera certidumbre para las empresas y la inversión”. Méndez ha recordado que si bien 2020 estuvo marcado por la pandemia y los cambios en el marco de actuación con el mercado británico a causa del Brexit, 2021 invita al optimismo: “Las exportaciones españolas de mercancías a Reino Unido se incrementaron un 16% en los ocho primeros meses de 2021 con respecto al año anterior. Y en lo relativo a la inversión directa británica en España, el panorama es también esperanzador tal y como muestra este barómetro, con un 18% de las empresas británicas que han incrementado sus inversiones en España tras el Brexit, 13 puntos más que el año pasado”.

Además, Xiana Méndez ha destacado el atractivo de España como destino inversor: “Invertir en España es una apuesta inteligente y los inversores pueden confiar en nuestro país gracias a las ventajas que ofrece nuestro mercado y su modelo de economía abierta y competitiva. Desde la Secretaría de Estado de Comercio trabajamos para seguir tendiendo puentes que favorezcan la retención de la inversión ya existente en nuestro país como aquellos nuevos proyectos que contribuyan al incremento en la competitividad de nuestra economía y la creación de empleo de calidad”.

La inversión británica instalada sigue marcando récords

Por lo que respecta al stock de inversión, o al total de inversión de un determinado país instalada en España, en 2019 –último año para el que se ha calculado este dato– Reino Unido mantuvo por quinta ocasión consecutiva su posición como el segundo mercado con una mayor posición inversora, solo por detrás de Estados Unidos. En concreto, la posición inversora británica ascendió a 64.425 millones de euros: 5.000 más que en 2018, y una cifra que representa el 14% del total de Inversión Extranjera Directa en España.

Por sectores, ese stock se reparte sobre todo en telecomunicaciones –con 12.650 millones de inversión instalada–, energía (6.270 millones), tabaco (6.170 millones) y metalurgia (5.100 millones).

La percepción de España de las empresas británicas mejora respecto a 2020

El VII Barómetro sobre clima y perspectivas de la inversión británica en España de la Cámara de Comercio Británica en España incorpora también una encuesta realizada entre los meses de julio y octubre de este año a las más 2.200 empresas activas en nuestro país y con capital mayoritario británico.

Tras el deterioro registrado en2020 en esta encuesta respecto a ediciones anteriores –con, por ejemplo, un 73% de los encuestados tildando de ‘malo’ o ‘regular’ el clima para hacer negocios en nuestro país–, esa y otras respuestas mejoran considerablemente en la presente edición.

Hoy, solo un 6% tilda de malo el entorno de negocios en España, y todos los ámbitos que dan pie a ese índice consolidado reciben una nota superior a los 2,5 puntos sobre 5 posibles.

Los aspectos más bien valorados para hacer negocios en España por los empresarios británicos son la calidad de vida (con 4,3 puntos sobre 5), la calidad de nuestras infraestructuras (3,5 puntos) y el acceso a financiación (3,3 puntos). Por contra, el aspecto peor valorado es, por segundo año consecutivo, el riesgo político (2,6 puntos), y, a escasa distancia, el apoyo público a la I+D+i (2,6 puntos) y las relaciones con la Administración Pública (2,9 puntos).

Interpeladas por sus planes de inversión en España, el 46% de las empresas británicas tienen previsto incrementarlas en 2021, y el 76% prevé que aumenten también en 2022.

Sorprende en cambio que, pese a que España va a recibir un volumen considerable de los fondos europeos Next Generation EU, apenas un tercio de las empresas encuestadas (37%) tiene intención de participar en las convocatorias para optar a los mismos.

Y, sobre en qué medida siguen considerando el Brexit un problema, la mitad augura que dificultará la movilidad de las personas y un tercio que les obligará a soportar mayores costes durante los próximos meses.

  • Las empresas británicas invierten un 11% menos en nuestro país que durante la primera mitad de 2020, y Reino Unido se sitúa por debajo de Francia y Estados Unidos en la clasificación de mayores inversores en España.

 

  • La inversión británica acumulada en España en 2019, el dato más reciente de la serie de stock, ascendió a 64.425 millones: un 7,7% más que el año anterior y un dato solo superado por la posición estadounidense y superior al de la francesa, la alemana o la italiana..

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*