La última Junta Directiva del año de Asaja-Huelva pone de relieve la incertidumbre del sector agroforestal

La reforma laboral y de la PAC, el notable aumento de todos los costes y la "imprecisión" en la contratación en origen abren un horizonte "poco halagüeño"

Junta Directiva de Asaja-Huelva

Asaja-Huelva ha celebrado la última Junta Directiva del año, un momento que suele ser de balance relajado y que sin embargo ha estado teñido en esta ocasión por una «preocupación más que palpable» durante todo el cónclave. «La situación del sector agroforestal no es buena, esto es algo que se ha dicho por activa y por pasiva, pero es que, lejos de tener una remota posibilidad de mejora, todo indica que esperan meses –si no años-, muy duros. Esto es en sí mismo una contradicción. ¿Cómo es posible que un sector absolutamente determinante para mantener el medio rural sea tan maltratado?», señala la organización agraria.

Efectivamente, “la viabilidad del sector” es algo que “habría que incardinar en esa supuesta política” del Gobierno central a la hora de “salvar” el medio rural o “la España vaciada”. “Esa España vaciada tiene en el sector agrario una herramienta vital para que no se termine de vaciar definitivamente”, ha indicado el presidente de la organización, José Luis García-Palacios Álvarez, pero “parece que van en dirección contraria”. “Si se quiere mantener el medio rural, lo que hay que hacer es apoyar férreamente al sector agrario y no ponerle palos en las ruedas”, advirtió.

Y es que son muchos los obstáculos a los que el agro está ya teniendo que hacer frente para tratar de sobrevivir. En la Junta Directiva se hizo hincapié en la reforma de la PAC, “todavía no definida y que no sabemos cómo va a afectar al sector agrario en general, pero sobre todo al de la provincia de Huelva”; y la “supuesta” reforma laboral, “que va a impactar de lleno en las cuentas de resultados de todas las explotaciones agrarias” y por ende, “lamentablemente, en las expectativas que podría tener este sector a la hora de seguir generando empleo y riqueza en nuestra provincia”.

A este respecto, desde Asaja-Huelva se quiere incidir en dos factores que suelen pasarse por alto y que provocan una confusión, muchas veces interesada, en el consumidor y en la sociedad en general. En primer lugar, el hecho de que no todos los subsectores agroforestales tienen la misma capacidad de asumir el “desmesurado” aumento de los costes de producción que se está produciendo. Muchas explotaciones son pequeñas y medianas empresas que no pueden asumir estos incrementos. Para ellas, la subida de insumos, fitosanitarios, abonos, energía y “el injustificado aumento de los costes sociales” pueden suponer la diferencia entre continuar con la actividad o echar el cierre. En el caso de las grandes empresas productoras que arrojan a final de campaña datos muy positivos en cuanto a facturación y exportaciones, se tiende a identificar estas cifras con los beneficios, y se olvida que la mayor parte de esa facturación se destina a asumir costes y a la reinversión necesaria para afrontar la siguiente campaña. En efecto, facturación y rentabilidad no son, ni de lejos, sinónimos.

En cuanto a la contratación de la mano de obra en origen, los miembros de la Junta Directiva de Asaja-Huelva también mostraron su preocupación sobre cómo se va a desarrollar en esta campaña y de cara al futuro. “Estamos expectantes, especialmente en el sector de los frutos rojos, para ver cómo se dejan definitivamente estas contrataciones, y saber si se puede seguir contando con el contingente, si no existe algún problema en la relación actual entre España y Marruecos, acerca de lo que esperamos que sean ciertas las declaraciones del ministro Planas sobre la cordial relación actual”, recalcó García-Palacios.

Respecto a las movilizaciones previstas para la defensa del futuro y “la propia viabilidad del sector agrario debido precisamente a ese incremento de los insumos y a normativas que van a repercutir en la viabilidad” de las empresas agroforestales, la Junta Directiva analizó el posible calendario para llevar a cabo las protestas y la sensibilización de la sociedad sobre la actual situación del campo, iniciativas que se vieron interrumpidas por la llegada de la pandemia.

Finalmente, la Junta Directiva aprovechó para destacar el compromiso y la profesionalidad del equipo técnico de Asaja-Huelva, que un año más ha conseguido ser líder en todas las gestiones de ayudas, expedientes, PAC y todos aquellos trámites requeridos por los más de 3.000 asociados con los que cuenta la organización.

Tras la reunión, trabajadores, colaboradores y miembros de la Junta Directiva compartieron el tradicional almuerzo de Navidad.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*