Reclaman la continuidad de la atención telefónica personalizada en Salud Responde

En julio culmina un contrato que afecta a 37 teleoperadores que lo atienden y no se ha renovado ni licitado uno nuevo

Sala de Salud Responde

Facua Andalucía ha dirigido un escrito a Catalina García, consejera de Salud y Consumo del Gobierno andaluz para «pedir explicaciones» sobre la continuidad de la atención telefónica personalizada que ofrece el servicio Salud Responde, dado que el contrato de 37 empleados que atienden a esta prestación en los últimos 17 años culmina el 1 de julio sin que haya sido renovado ni licitado uno nuevo.

La federación ha tenido conocimiento de la finalización del contrato del servicio de teleoperadores de Salud Responde por sectores sindicales y ha salido al paso para defender los intereses como organización de consumidores en Andalucía, «dado que no consta un procedimiento de licitación que garantice la continuidad del servicio».

Facua Andalucía espera que la eliminación del personal que presta el servicio no suponga, «en línea con la tesis de UGT Andalucía», la sustitución del tratamiento humano por la gestión de la solicitud de citas por una App móvil o por una locución grabada que las asigne previa introducción de datos a través del teclado del teléfono.

«La sustitución de personas por medios telemáticos entendemos que va a afectar de forma más relevante a colectivos vulnerables, en concreto a personas mayores que sufren la brecha digital, a quiénes no tienen acceso a la tecnología y aquellas personas de zonas rurales que no se puedan acercar a un centro de salud u hospital de referencia con facilidad», han asegurado desde Facua a la responsable de Salud del Gobierno andaluz.

Accesibilidad y garantía de una adecuada comprensión

Por otro lado, Facua Andalucía ha defendido ante el Gobierno de Juanma Moreno que una atención personalizada por parte de Salud Responde «no puede ser sustituida por máquinas o canales telemáticos», dado que «asume en no pocas ocasiones la función de orientar a la ciudadanía en el propio sistema sanitario».

«Los usuarios plantean sus preguntas y dudas respecto a las citas o los procesos a los que se somente, por lo que la atención personalizada se adapta al contexto y a la situación específica, y también las propias características del ciudadano, garantizando una adecuada comprensión, lo cual obviamente no se puede garantizar por medio de informaciones genéricas y locuciones grabadas», han asegurado.

El impacto de reducir la prestación de Salud Responde y la atención personalizada que viene ofreciendo tiene especial impacto para determinados colectivos. «Preocupa a esta organización en especial respecto a usuarios de cierta edad, en muchos casos vulnerables por su condición de enfermos crónicos, y que no estén habituados al uso de su teléfono móvil, que se puedan ver perjudicados por esta medida», han insistido.

La federación solicita a la Junta de Andalucía que aclare cuanto antes qué cantidad de personal venía atendiendo Salud Responde, cómo van a atender el servicio a partir del 1 de julio y de qué forma afecta la reducción a los servicios prestados.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*