1 de cada 4 personas con discapacidad trabaja como asalariado del sector público

La Administración Pública se consolida como una vía decisiva para la inclusión laboral de personas con diversidad funcional

La Administración Pública se consolida como una vía decisiva para la inclusión laboral de personas con diversidad funcional

El empleo público representa una salida laboral accesible y con futuro para las personas con discapacidad. Según datos del INE de 2022, el 25% de los asalariados con discapacidad trabajaba en el sector público, lo que equivale a cerca de 120.000 personas, subrayando su relevancia como vía de inclusión laboral para este colectivo.

Las Administraciones Públicas en España están constitucionalmente obligadas a garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso al empleo. Para cumplir con este objetivo, la normativa establece un cupo de reserva en las Ofertas de Empleo Público (OEP), asegurando que al menos el 7% de las plazas se destinen a personas con discapacidad. Este mínimo puede ser incrementado, como lo han hecho la Administración del Estado y varias Comunidades Autónomas, incluida Andalucía. La normativa andaluza establece un cupo no inferior al 10%, superando el estándar estatal. De este porcentaje, el 2% está reservado para personas con discapacidad intelectual y el 1% para personas con enfermedad mental, subrayando así el compromiso de Andalucía con la inclusión laboral de las personas con discapacidad.

A pesar de estos esfuerzos, se cubren menos del 60% de las plazas reservadas a nivel autonómico. Esto evidencia las dificultades persistentes para las personas con discapacidad en el acceso efectivo al mercado.

La formación, un aliado para acceder a las plazas de empleo público

Desde 2014, la presencia de personas con discapacidad en el empleo público ha aumentado un 33%, comparado con un 17% en personas sin discapacidad. En palabras de Gloria Oliveros, directora de Empleo Público de ADAMS Formación, “esto refleja el avance y compromiso hacia la igualdad de oportunidades laborales en el ámbito público”. No obstante, es fundamental reconocer las barreras que aún enfrentan para acceder al mercado laboral, subrayando la necesidad de una formación adaptada y personalizada. Y es que solo el 31% de los asalariados con discapacidad cuenta con estudios superiores frente al 47% del resto de los asalariados, sin discapacidad (Fuente INE).”

Las personas con discapacidad pueden optar entre presentarse a las plazas reservadas o a las del turno general, con criterios de selección diferentes. En ADAMS Formación, centro de referencia en la preparación de oposiciones, cuentan con programas educativos y de formación específicos que abordan las necesidades de este colectivo. Rosa Lucena, profesora del grupo de discapacidad de ADAMS, señala que trabajan con grupos reducidos para adaptarse a los diferentes ritmos y estilos de aprendizaje: “Para el éxito educativo, es esencial ofrecer explicaciones tranquilas y una atención individualizada. La paciencia y la repetición son claves. Además, necesitan mucha cercanía, fomentando la participación activa de los estudiantes”.

Integración y éxito en el mercado laboral

Elena Vázquez, alumna de ADAMS Formación, ha obtenido este año su plaza como Auxiliar Administrativo en la Junta de Andalucía. La primera vez que se presentó lo hizo preparándose por cuenta propia, con ayuda de su familia, logrando aprobar el examen pero sin conseguir la tan ansiada plaza. Determinada a mejorar su preparación, se matriculó en ADAMS Formación para la siguiente convocatoria, donde entendió mejor los conceptos y reforzó sus habilidades administrativas: «Estoy increíblemente agradecida por el apoyo y la formación recibida en ADAMS. Me han proporcionado las herramientas necesarias para entender completamente los conceptos clave a través de la repetición del temario y los tests. Además, la dinámica de estar en la misma situación con mis compañeros me motivaba mucho».

La familia de Elena subraya la importancia del empleo público para la estabilidad y seguridad, especialmente significativo para Elena, quien tenía pocas opciones fuera del empleo público para encontrar trabajo. «Graduada como la número uno de su promoción, Elena ha demostrado su dedicación y capacidad excepcional», destaca Gloria Oliveros. «Elena es un ejemplo inspirador de cómo la combinación de determinación personal y apoyo educativo puede llevar al éxito en el mercado laboral».

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*