Día sin bolsas de plástico: Cada español utiliza de media unas 131

Día Internacional sin bolsas de plástico, este 3 de julio

Imagen: Freepik

El problema del plástico en el medio ambiente es cada vez más preocupante. En el Día Internacional sin bolsas de plástico, este 3 de julio, Roll’eat y Rezero se unen para fomentar una apuesta contundente por la reutilización, dejando de lado los recursos de corta duración que perpetúan la cultura de usar y tirar.

En el año 2021, entró en vigor la Directiva Europea de Plásticos de un solo uso, cuyo objetivo era prevenir y reducir el impacto en el medio ambiente de los productos de plástico y promover la transición hacia la economía circular en toda la UE. No obstante, los últimos datos de Eurostat indican que en España se siguen utilizando 131 bolsas por persona, ocupando el sexto puesto de países de la UE en cuanto a consumo de bolsas de plástico ligeras.

«Es cierto que contar con un día sin bolsas de plástico es una excelente oportunidad para mostrar la evaluación de nuestro progreso y hacer un balance de lo conseguido, pero todavía queda mucho por hacer. Sustituir las bolsas de plástico por otras de papel, por ejemplo, continua perpetuando la cultura de usar y tirar, de manera que únicamente cambia el problema de sitio«, critica Rosa García, directora general de Rezero.

Por parte de Roll’eat, empresa de diseño y producción de envoltorios sostenibles y reutilizables para alimentos, hacen una apuesta firme por la reutilización. «Reutilizar permite poner freno a las millones de toneladas de plástico que se desechan cada año en el medio ambiente. Con un gesto sencillo se contribuye a la reducción de residuos de usar y tirar que encontramos cada vez más en mares y océanos», explica Meritxell Hernández, fundadora de Roll’eat.

¿Cómo se adaptado la sociedad a esta Directiva Europea?

La medida de la Directiva Europea restringía la introducción en el mercado y la reducción en el consumo de determinados productos de plástico (tenedores, cuchillos, cucharas, platos, pajitas, bastoncillos…). En concreto, sobre las bolsas de plástico, el documento incorporaba el principio de «quien contamina, paga», de manera que se pagaría por obtener productos como bolsas de plástico ligeras en supermercados y tiendas.

No obstante, la distribución gratuita de este tipo de bolsas ha sido desterrada de los establecimientos. Desde Roll’eat opinan que «la buena noticia es que una gran parte de la sociedad se ha concienciado sobre los beneficios de abandonar el uso de bolsas de plástico de un solo uso y apostar por materiales reutilizables como los porta bocadillos o los porta tuppers, por ejemplo».

Desde Rezero, por su parte, apuntan que «si algo hemos aprendido en los últimos años, es que este cambio no se produce de la noche a la mañana. Las iniciativas comunitarias y las políticas públicas necesitan rigor, valentía y proyección; y las campañas de concienciación, tiempo y repetición«, concluyen.

  • En el año 2021, entró en vigor la Directiva Europea de Plásticos de un solo uso, cuyo objetivo era prevenir y reducir el impacto en el medio ambiente de determinados productos de plástico y promover la transición hacia la economía circular en toda la UE.
     
  • Desde la empresa de diseño y producción de envoltorios sostenibles y reutilizables para alimentos, Roll’eat, así como la fundación por la prevención de residuos y consumo responsable, Rezero, consideran que es necesario abordar este problema desde raíz, dejar de lado la cultura del usar y tirar y apostar contundentemente por la reutilización.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*