Opinión



La Junta confía en la reincorporación de los afectados por el ERE de Aguablanca

La mina situada en Extremadura daba empleo a trabajadores de Huelva

La minería pasa por un momento de convulsión, asegura la Junta

El delegado de la Junta de Andalucía en Huelva, Francisco José Romero, ha lamentado este jueves la situación de la mina de Aguablanca, situada en la localidad pacense de Monesterio y que da trabajo en Andalucía, y más concretamente, en la provincia de Huelva. Este jueves se ha llevado a cabo el ERE anunciado por la multinacional Rio Narcea, que aceptó en marzo aplazar el expediente hasta esta fecha, a la espera de que otra empresa se hiciera cargo de la gestión de la mina de níquel.

Esta situación afecta a trabajadores de la provincia onubense. Sólo en Santa Olalla del Cala hay unos 40 trabajadores afectados. El delegado, confía en que el desarrollo de la actividad minera en la provincia les permita “reincorporarse” y ha recordado la importancia del sector de la minería y que la administración autonómica “siempre ha mostrado su apoyo”.

Para Romero, el único papel que puede jugar la Junta de Andalucía en este momento es el de intentar la reincorporación de los trabajadores de Huelva que pierden su empleo en las “líneas de trabajo de la minería onubense que se están potenciando y abriendo nuevos canales”.

El delegado se ha referido al momento de “convulsión en la minería” por los precios del metal, señalando que tienen que ser las empresas las que tomen la decisión de invertir en ampliaciones de proyectos, porque el momento es “complicado”.

Por otra parte, el Gobierno central no ha emitido la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable para la explotación subterránea de la mina de níquel, un requisito ‘sine qua non’ para que otra empresa cogiera las riendas. En este sentido, desde el PP se querido dejar claro que la situación que atraviesa la mina de Aguablanca, que ha terminado con el anunciado ERE, no tiene nada que ver con la DIA, que dicho ERE, aseguran, se habría producido de todas formas.

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*