Opinión



´Erase una vez´ hace realidad el sueño de un niño onubense que quería ser bombero

Un proyecto de la FOE, en colaboración con Bomberos Unidos Sin Fronteras

El pequeño fue obsequiado con un traje a su medida y pudo ser bombero por un día

La Asociación ‘Erase una vez…’ ha hecho realidad el sueño de un niño onubense que quería ser bombero y ha contado para ello con la complicidad de la Unidad de Bomberos Unidos Sin Fronteras de Huelva, que ha hecho todo cuanto estaba en sus manos para que se cumpliera esa ilusión.

Con tal fin, al pequeño de 4 años de edad se le obsequió con un traje a su medida, aportado por ese colectivo, que le fue entregado por sorpresa para posteriormente en un camión contra incendios trasladarle al Parque Municipal de Bomberos donde conoció esas instalaciones, así como a la Unidad Canina de Rescate.

La cara de felicidad de Corazón de Jesús, que es su nombre, evidenciaba la relevante jornada que estaba viviendo, contagiando a todos cuanto les rodeaba de esa misma  alegría.

Esta es la segunda acción que lleva a acabo la Asociación Érase una Vez’, desde su constitución en enero del presente año. La primera fue en el pasado mes de  marzo cuando la Selección de Fútbol Nacional Sub19, en su visita a Huelva, con motivo de su concentración en El Rompido, se acercaron al Hospital Juan Ramón Jiménez, haciéndoles pasar también un rato inolvidable a los niños hospitalizados.

Érase una vez

Promovida desde la FOE, pero abierta a todas las personas solidarias de Huelva que quieran involucrarse con este proyecto, esta Asociación tiene como objetivo hacer cumplir los sueños de niños onubenses con enfermedades graves.

Con ello, se persigue mitigar el sufrimiento que conlleva  esos problemas de salud en esos niños, en edades comprendidas entre los 4 y 16 años de edad, haciéndoles destinatarios de sus propios deseos e ilusiones que la Asociación se hará cargo de su cumplimiento. Los ‘sueños’ de esos pequeños con enfermedades crónicas se trasladarán a ‘Erase una vez…’ por parte del centro hospitalario, por sus familiares o amigos de su entorno.

Los casos se estudiarán siempre de acuerdo con el equipo médico que trate al enfermo, que serán los que aprueben, con el visto bueno de sus familiares, proceder a hacer realidad el deseo cuyo gasto correrá en su totalidad a cargo de esta Asociación.

Se trata de ofrecer un apoyo emocional con el que repercutir positivamente en el proceso de curación del pequeño, de forma que se contribuya a su mejor evolución médica.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*