Opinión



El Ayuntamiento de Ayamonte anuncia ayudas para el pueblo saharaui

El alcalde ha recibido a seis niños acogidos por familias ayamontinas

El salón de plenos del Ayuntamiento de Ayamonte ha acogido el acto oficial

El salón de plenos del Ayuntamiento de Ayamonte ha acogido el acto oficial de recepción de los niños saharauis que disfrutan del verano en la localidad a través del programa “Vacaciones en paz”, acogidos por familias ayamontinas; un acto que ha servido para anunciar el alcalde, Alberto Fernández, la inclusión en los presupuestos municipales de una partida para ayudar………………..

El acto ha contado con la participación del alcalde; de la teniente de alcalde responsable de los Servicios sociales Comunitarios, Laura Sánchez; del presidente de la Federación de Asociaciones Solidarias con el Sáhara, Luis Cruz; del presidente de la Asociación Solidaria con el Pueblo Saharaui “Amigos por la Paz”, de Ayamonte, Manuel Borrego; y de los seis niños saharauis que disfrutan de dos meses de vacaciones en esta ciudad que los recibe desde hace más de dos décadas.

El primer edil ha destacado la solidaridad de Ayamonte, en especial, de las familias de acogida, “que hacen posible que estos niños puedan alejarse de las altas temperaturas que se alcanzan en los campamentos de refugiados, así como conocer otro modo de vida, otra cultura, y mejorar su estado de salud”.

Partida presupuestaria

Fernández ha anunciado que el Ayuntamiento creará una partida presupuestaria destinada a “esta noble causa a través de los niños que son acogidos por familias de nuestra ciudad”. Fernández ha insistido en que “en esta ocasión no ocurrirá como en otros presupuestos de anteriores legislaturas, que contemplaban este tipo de ayudas pero no llegaban a ejecutarse”.

Por su parte, Borrego ha destacado la importancia del programa “Vacaciones en paz”, que permite a estos niños reforzar su alimentación y controlar su estado de salud, así como conocer otro modo de vida”. Por último, Cruz ha manifestado que el Ayuntamiento de Ayamonte  “es un  ejemplo de solidaridad con este proyecto”.

Cabe recordar que en los meses de verano se producen en la ‘Hamada’ argelina, la zona en la que se ubican los campos de refugiados saharauis, temperaturas de más de 50º C a la sombra. La deshidratación, la escasez de alimentos, y de recursos que ofrecen los campamentos, provoca un empeoramiento de la salud de estos niños, que no pueden crecer en las mismas condiciones que cualquier otro.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*