La prolongada incertidumbre en el Reino Unido incidirá en la inversión y el consumo

Solution analiza las consecuencias de una larga negociación con la UE

Las negociaciones de la retirada del Reino Unido de la UE puede durar dos años

Las prolongadas incertidumbres tras el referéndum del Reino Unido que votó la salida del país de la Unión Europea (UE), incidirán en la inversión y el consumo privado sufrirá a raíz de la depreciación de la libra esterlina, de acuerdo a un informe de Solunionempresa experta en seguros de crédito, que advierte del panorama que, a priori, se presenta en el país hasta que su salida de la UE se haga efectiva.

Los ciudadanos británicos votaron para salir de la Unión Europea en un referéndum celebrado el 23 de junio de 2016, con un 51,9% de los votos a favor del Brexit. En la mañana del 24 de junio, cuando se obtuvieron los resultados finales, la libra cayó un -10% frente al dólar estadounidense (-8% frente al EUR). La degradación de presiones podría mantenerse elevada en un futuro próximo – y lo mismo sucederá con la volatilidad, apunta este informe.

Los mercados de renta variable también se vieron afectados. El sector financiero fue el más perjudicado. No obstante, los sectores de automoción, construcción y minorista también han sufrido pérdidas de dos dígitos.

Incertidumbre e inestabilidad

Al objeto de proteger el sistema bancario británico de las crecientes incertidumbres e inestabilidad, el Banco de Inglaterra (BoE) anunció que inyectaría liquidez por valor de 250.000 millones de GBP cuando fuera necesario – y está en condiciones de adoptar medidas adicionales. El informe de Solunion confía en que el BoE se mantenga muy acomodaticio hasta 2017 mientras la inflación permanece por debajo del 1%. También efectuará un seguimiento de la evolución de la inflación para poder contener las presiones alcistas. De hecho, la depreciación de la libra esterlina implica una mayor tasa de inflación en 2017 (+2,7%).

Se espera que Reino Unido aplique después de septiembre el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea, que establecería un plazo de dos años para las negociaciones de retirada. Aunque la salida de Gran Bretaña de la UE requeriría la revocación de legislación como la Ley de las Comunidades Europeas, David Cameron ha prometido considerar el referéndum vinculante. Sin embargo, el calendario de la notificación oficial sigue siendo incierto, ya que Cameron eligió dejarlo en manos de su sucesor.

El proceso de retirada incluye un período de negociación de dos años, que empezará a contar en la fecha de la notificación oficial. Si nos regimos por la experiencia, el plazo es ambicioso. Por ejemplo, cuando Suiza rechazó ser miembro del EEE en 1992, las negociaciones sobre acuerdos bilaterales con la UE se prolongaron durante cinco años. Se necesitaron otros tres para que éstos entraran en vigor. El acuerdo comercial completo concluyó en 2010.

Acuerdo transitorio

Así, un acuerdo transitorio entre Gran Bretaña y la UE podría estar sobre la mesa. El proceso de salida podría estar definido. Sin embargo, la base de la nueva relación con la UE no lo está. Los términos comerciales y el entorno regulador podrían tener que negociarse en paralelo.

La incertidumbre, asociada a la pérdida de poder adquisitivo, apunta el informe de Solution, podría reducir a la mitad el crecimiento del PIB real porcentual este año. El crecimiento en 2016 puede que alcance el 1,3%, lo que representa un pronóstico inferior al +1,9% previsto. El rendimiento económico sólido de los dos primeros trimestres se verá contrarrestado por una recesión en el próximo semestre, con una caída del -0,2% intertrimestral en el 3T y del -0,1% intertrimestral en el 4Tde 2016. Los precios de importación aumentarán considerablemente debido a una libra más débil. Esto es probable que repercuta en la rentabilidad de las empresas, ya que Reino Unido presenta un déficit muy elevado en la balanza comercial de bienes  y un porcentaje superior al 60% de este déficit se ha contraído con la Eurozona.

¿Salida de la UE con o sin TLC?

Las negociaciones con la UE es probable que sean dilatadas. En la práctica, Reino Unido necesitaría renegociar no solo un Tratado de Libre Comercio (TLC) con su homólogo europeo. Podría verse forzada a fijar unos términos comerciales hasta con 52 países que tienen suscritos acuerdos con la UE.

Para el momento en que se pacte oficialmente la salida, Gran Bretaña seguirá siendo miembro de la UE y todas las condiciones reales (las cuatro libertades de la UE) seguirán siendo aplicables. A partir de entonces, pueden dibujarse dos escenarios. Si se firma un Tratado de Libre Comercio (TLC) (salida suave), las empresas británicas deberían beneficiarse de unos aranceles
inferiores, pero todavía seguirán perdiendo competitividad en las exportaciones. Si no se firma ningún TLC antes de que el Brexit sea efectivo (salida abrupta) el comercio incumpliría las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC). El impacto será mayor cuando el comercio británico con la UE se someta a los aranceles definidos de las
naciones más favorecidos de la OMC.

En 2016, se espera que las insolvencias empresariales aumenten un +1%, por primera vez desde 2012

En 2016, se espera que las insolvencias empresariales aumenten un +1%, por primera vez desde 2012. La tendencia alcista se prevé que se acelere en 2017 con un ascenso del +4%. Este giro de 180 grados se debe a dos factores principales, apunta el informe. En primer lugar, el efecto del Brexit repercutirá en el comportamiento de pago de las empresas a medida que la libra esterlina se vaya depreciando y la actividad interior se ralentice.

Las actividades minoristas, comerciales y de construcción seguirán sufriendo las consecuencias, representando un 35% del total de quiebras. En segundo lugar, existe un +9% más de empresas en el país en 2015 en comparación con 2013. A pesar de este aumento, las insolvencias se mantendrán a niveles bajos, con 20.400 casos previstos en 2017, es decir, un -24% menos que la media de 2003-2007.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*