Opinión



Covirán ha creado más de 14.582 puestos de trabajo en una apuesta firme por el empleo local

En 2015 las ventas superaron los 1.215 millones y el volumen de negocio los 640

Gracias a su modelo de negocio, los supermercados tienen un impacto directo en la generación de empleo

Covirán, cooperativa nacional de distribución de productos de gran consumo, sigue apostando por el desarrollo de las zonas en las que opera con el fin de contribuir al crecimiento de la economía local. Gracias a su modelo de negocio, los supermercados de la enseña tienen un impacto directo en el aumento del empleo local, sumando, si se tiene en cuenta el empleo en sus supermercados, más de 14.582 puestos de trabajo.

“La capacidad de la economía social para el desarrollo local es un hecho, y por ello nuestra principal motivación se basa en conseguir que la cooperativa ofrezca soluciones y herramientas a sus socios para ser competitivos y que nuestros más de 3.200 supermercados sean negocios que incrementen la economía y mejoren su entorno más próximo. Además, la actividad de nuestros supermercados tiene un impacto directo en el empleo local, algo vital hoy día”, ha señalado Luis Osuna, consejero delegado de Covirán.

En la actualidad cuenta con más de 2.825 socios y 3.270 negocios adheridos, que operan bajo su enseña en la Península Ibérica (2.943 en España y 327 en Portugal).

En 2015 la compañía alcanzó una cifra de ventas brutas de su red de supermercados de más de 1.215 millones de euros, y un volumen de negocio de 640 millones de euros, un 4% más que el año anterior. Si atendemos a los datos de inversión, las cifras corroboran el crecimiento de la compañía, pues la corporativa y sus socios superaban los 21 millones de euros en 2015, y si hablamos de los últimos siete años, coincidiendo con la etapa de crisis, esta cifra se eleva a más de 172 millones de euros.

El modelo de Covirán se caracteriza, entre otras cosas, por dotar a los socios de una flexibilidad que les permite adaptar su surtido y sus servicios a las zonas donde opera. Un modelo que se ha convertido en la mejor respuesta para muchos detallistas independientes e, incluso, para emprendedores procedentes de otros sectores que han visto en este grupo cooperativo una oportunidad rentable y con garantías de futuro, mucho más flexible que otros modelos.

Para apoyar a todos los socios, la cooperativa les brinda su ayuda a través de su Escuela de Comercio, en la que sus socios y empleados reciben formación específica de este sector, como las técnicas más avanzadas para ser eficientes y rentabilizar sus negocios y ofrecer un servicio excelente al cliente, clave de su diferenciación.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*