El endurecimiento de la ITV pone en riesgo muchos vehículos

El ‘caso Volkswagen’ provoca que el Gobierno cambie la normativa sobre emisiones

Pasar la ITV ahora será más difícil

Desde SANBEAUTO señalan que la ya tradicional revisión pre-ITV en la que era necesario solo algunas sencillas operaciones, deberá ser ahora mucho más exhaustiva si se quiere aprobar esta inspección técnica a la primera. De hecho, no será nada extraño que muchos vehículos previos a 2008 necesites diferentes recambios de automóvil para superarla con éxito.

En SANBEAUTO apuntan que la razón no es otra que el endurecimiento establecido por el Ministerio de Industria y Energía en lo que se refiere al control de emisiones de los vehículos. Así, el Gobierno decidió reelaborar el Manual de Procedimiento de Inspección de las Estaciones ITV el año pasado y a raíz del polémico ‘caso Volkswagen’, fijando nuevos criterios mucho más estrictos que los que venían rigiendo la Inspección Técnica de Vehículos hasta ahora.

La primera respuesta a este cambio de normativa no se ha hecho esperar. Tras aprobar las restricciones en las emisiones, se ha disparado el número de coches que no pasan de manera satisfactoria la ITV en un primer intento. Este hecho deriva en que los conductores con coches no aptos tengan que pasar por el taller y por suministradores de recambios automóvil para ajustar el sistema de emisión de gases y tratar de aprobar la inspección en un segundo intento.

Aunque la nueva norma fue dictada por el Ejecutivo español, en SANBEAUTO recuerdan que lo cierto es que ha sido casi una exigencia marcada desde Bruselas, tras destaparse el escándalo sobre los motores trucados de Volkswagen para “engañar” con las emisiones de CO2.

Hasta el año pasado, las inspecciones de ITV no resultaban excesivamente exigentes en este aspecto. Sin embargo, con la redacción del nuevo manual, los inspectores encargados de estos exámenes están obligados a consultar más exhaustivamente el nivel de emisiones.

La ITV hasta el momento se limitaba a medir las emisiones ligadas a la fecha de matriculación del propio coche. Aquellos comprados previos a 2008 disponían de unos límites más bajos y flexibles. Sin embargo, con la nueva directriz de Industria, los coches antiguos que antes iban salvando la ITV ahora se están encontrando todo tipo de problemas para aprobar esta inspección.

Al final, la mayoría de los vehículos ha de pasar por un taller mecánico y de recambios como el de SANBEAUTO para poder ajustar sus sistemas de emisión y encontrarse dentro de la legalidad.

El ‘caso Volkswagen’ ha provocado que el Gobierno cambie la normativa sobre las emisiones de gases en coches, disparando la cantidad que no aprueba la ITV

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*