Opinión



La Junta realizará 60 inspecciones en comercios de Huelva durante las rebajas de verano

Para vigilar el cumplimiento de la normativa

Consumo realizará inspecciones en los comercios de Huelva con motivo de las rebajas de verano

Ante el inicio del periodo de rebajas de verano, la Junta de Andalucía llevará a cabo 60 inspecciones en diferentes comercios de Huelva para comprobar el cumplimiento de la normativa vigente. En total, está previsto que la Dirección General de Consumo, dependiente de la Consejería de Salud, realice más de 550 inspecciones en establecimientos de todas las provincias, en colaboración con el personal inspector de comercio de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio, para verificar, entre otros aspectos, que los productos rebajados son los mismos que estaban a la venta un mes antes del inicio de las rebajas, así como que realmente se ha producido una disminución en el precio de venta al público.

Estas inspecciones previstas para la campaña de verano se suman a las 598 actuaciones -otras 60 en Huelva- que ya se han realizado en el mismo ámbito en lo que va de año, y que comenzaron los pasados meses de diciembre y enero con el inicio del periodo de rebajas de invierno 

Las irregularidades detectadas se han debido principalmente a no haberse llevado a cabo una disminución efectiva del precio de los productos, respecto al que tenían antes del inicio de las rebajas, así como a la no presentación del precio rebajado junto al precio habitual, sin superponerlo, o bien, si se trata de un conjunto de artículos, el porcentaje de reducción aplicable.

Desde la Junta se recuerda a la ciudadanía que durante las rebajas cuentan con los mismos derechos que fuera de este periodo. En este sentido, los comercios que anuncian rebajas deben aceptar los mismos medios de pago que admiten habitualmente y facilitar la devolución del producto si así lo vienen haciendo el resto del año.

También debe tenerse en cuenta que el establecimiento, al anunciar este tipo de venta, está obligado a tener rebajados al menos la mitad de los artículos dispuestos para su venta y disponer de existencias durante el periodo anunciado. Además, en el interior del establecimiento deben diferenciarse claramente los artículos rebajados de los que no lo están.

Conservar la factura

Por último, la Junta aconseja pedir y conservar siempre el ticket o factura de compra, ya que es necesario para realizar cualquier reclamación o devolución relacionada con el producto. Asimismo, se recomienda, siempre que sea posible, realizar las compras en establecimientos adheridos al Sistema Arbitral de Consumo, ya que de esta manera se garantiza que cualquier posible discrepancia pueda quedar resuelta de forma rápida y gratuita. Igualmente, se recuerda que los establecimientos deben disponer de hojas de quejas y reclamaciones a disposición de las personas consumidoras, para lo cual se exhibirá un cartel que informe claramente de su existencia.

Ante cualquier duda o consulta sobre este tema se puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud de la Junta.También se puede recibir asesoramiento en los servicios de Consumo dependientes de la las delegaciones territoriales, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMICs) y en las organizaciones de personas consumidoras y usuarias.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*