La confianza del inversor español cierra 2017 en positivo, pero desciende por Cataluña

Los mercados bursátiles podrían experimentar subidas en los próximos meses

Los inversores empiezan a percibir los síntomas de recuperación económica en España

La confianza del inversor español se mantuvo en valores positivos durante el cuarto trimestre de 2017, si bien descendió respecto a los tres meses anteriores por la situación de Cataluña, según la encuesta que elabora trimestralmente JP Morgan Asset Management.

El índice fue positivo en el último trimestre del año dado que los inversores consideran que los mercados bursátiles experimentarán subidas en los próximos meses y que se empiezan a percibir los síntomas de recuperación económica en España.

En el cuarto trimestre, los productos financieros que más aumentaron su contratación fueron los planes de pensiones, las inversiones inmobiliarias, las acciones y los fondos de inversión y los únicos activos en los que más la disminuyeron fueron los depósitos, las libretas y las cuentas de ahorro.

La intención futura de contratación de los inversores, sin embargo, es diferente, pues según la encuesta aumentará la de fondos de inversión y acciones y caerá la de los depósitos, los planes de pensiones, la renta fija y la inversión inmobiliaria.

A la hora de elegir dónde depositar el capital, un 45,6% de los inversores encuestados valora el hecho de no perder dinero, un 32,1% que le otorgue menos rentabilidad pero cierta seguridad y un 22,3% se decanta por obtener la máxima rentabilidad. En este sentido, un 34,4% de los inversores vigila los movimientos de los tipos de interés y el Euríbor, un 21,2% de los inversores mueve su capital en función de su consideración hacia la crisis económica y un 30,3% se guía por las ofertas de productos de inversión de los bancos.

Por otra parte, un 32,8% de los encuestados apuesta por que los mercados bursátiles experimentarán subidas en los próximos seis meses, frente al 20,5% que considera que probablemente descenderán.

Respecto al crecimiento de los diversos mercados bursátiles, uno de cada tres inversores optimistas (33,2%) considera que el mercado europeo será el que más suba en los próximos seis meses. Más concretamente, un 25,6% apunta al mercado español, un 16,1% a la Bolsa estadounidense y un 15,7% al mercado asiático. Sin embargo, los inversores optimistas apuestan en menor medida por los mercados emergentes (6,3%) y el japonés (2%).

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*